Las Cataratas del Iguazú, área de transmisión de la fiebre amarilla según la OMS

Walter Villalba

La Organización Mundial de la Salud, incorporó en los últimos meses a las Cataratas del Iguazú. El destino está dentro del grupo de zonas de riesgo de contraer la infección viral transmitidas por una especie de mosquito.

Cristian Biscayart, director de Control de Enfermedades Inmonuprevenibles de la Secretaría de Salud de la Nación, dijo: “Se puede considerar la vacunación de acuerdo con la duración del viaje y las actividades a desarrollar. Además, consultar con el médico de cabecera”.

Por su parte, el funcionario agregó que “no hay casos de fiebre amarilla en Cataratas, el resto de Misiones o Corrientes, lo puntos más vulnerables para su ingreso al país”.

El la página de la secretaría de Salud de la Nación hay un test rápido de 11 preguntas para saber si es necesario aplicarse la vacuna contra la fiebre amarilla para viajar algunos lugares de Brasil. Además, hay un listado de los lugares en inglés, que difundió la OMS con las zonas de riesgo. También se puede llamar al 0800-222-0651 y confirmar si el lugar elegido está entre esas zonas.

Por su parte, el ministro de Salud de la provincia de Misiones, Walter Villalba, dijo a La Nación que “desde el punto de vista sanitario están aseguradas las condiciones para que los turistas que visitan las cataratas del Iguazú no deban vacunarse contra la fiebre amarilla, dado que en la provincia ya han logrado el 95% de índice de vacunación antiamaríllica”. “En Misiones no tenemos ninguna notificación hasta el momento de ningún caso de contagio ni en humanos ni en monos, por lo tanto no hay indicios para alertar a la población ni a los visitantes sobre este tema”, concluyó Walter Villalba.

El año pasado, en el país hubo siete casos confirmados de fiebre amarilla. Todos habían visitado áreas turísticas de Brasil; tenían entre 22 y 70 años. Ninguno estaba vacunado. Los dos turistas de 69 años afectados que murieron habían intentado aplicarse la vacuna antes de viajar, pero se lo desaconsejaron porque, por la edad, podrían tener complicaciones.

Seis habían visitado Ilha Grande, en Río de Janeiro, y uno había pasado por Ouro Preto, en Minas Gerais. Ambos estados siguen en la lista ampliada de las áreas de Brasil para las que la OMS aconseja que se vacunen los viajeros de más de nueve meses. Otros son el distrito federal, San Pablo, Espíritu Santo, Bahía, Amazonas, Santa Catarina, Río Grande del Sur, Rondônia, Goiás, Maranhão, Mato Grosso, Acre, Amapá, Minas Gerais, Pará, Tocantins, Paraná y Piauí.

Te puede interesar
Congo: los muertos por ébola en el noreste del país alcanzan los 900

“La excepción son algunos estados del nordeste brasileño, pero para el resto del territorio del país vecino continúa vigente la recomendación”, aconsejan las autoridades sanitarias nacionales. Hasta mayo próximo, el país vecino está dentro del período de alta transmisión del virus.

“Entre enero de 2017 y noviembre de 2018, seis países de América confirmaron casos de fiebre amarilla: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa y Perú. En ese período se notificó el mayor número de casos humanos y epizootias (brotes epidémicos en los monos) registradas en la región en varias décadas”, evaluó la Organización Panamericana de la Salud (OPS) hace cuatro semanas. Y agregó: “La continua ocurrencia de epizootias en Brasil en los meses donde las condiciones climáticas son menos favorables para la circulación del virus (junio a noviembre) preocupa e indica que el riesgo de transmisión a humanos no vacunados persiste”.

La transmisión de la fiebre amarilla tiene dos ciclos: el selvático y el urbano. El primero es el que continúa en el país vecino. Produce brotes epidémicos en los monos de las áreas silvestres y son los mosquitos sabethes o haemagogus los que transmiten el virus entre los animales y al ser humano.

Por eso, se aconseja prevenir las picaduras de mosquitos con repelente y ropa que cubra las extremidades. Si una persona infectada viaja a un área urbana con la presencia del mosquito Aedes aegypti, podría comenzar el ciclo de transmisión urbana. La fiebre amarilla comparte vector con el dengue, el zika y la fiebre chikungunya.

En el sitio web del gobierno se puede consultar la lista de vacunatorios por provincia o sacar turno online para la Dirección de Sanidad de Fronteras, en La Boca, y el Hospital Nacional Baldomero Sommer, en General Rodríguez. En el Hospital Posadas, funciona martes, jueves y sábados, de 8 a 10. En la ciudad de Buenos Aires, hay que solicitar un turno telefónico al 147 de lunes a viernes, de 7 a 24, y los sábados, domingos y feriados, de 8 a 14. Hay que llevar documento de identidad o pasaporte. “Se aconseja a la población la consulta médica como mínimo cuatro semanas previas al viaje para que un profesional defina la indicación o no de vacunación contra la fiebre amarilla -agregan desde el exministerio de Salud-. Si corresponde, deberá recibirla al menos 10 días antes del viaje. La vacuna se aplica una sola vez en la vida”. En los mayores de 60, hay que evaluar los riesgos.

 

Comentar
- Publicidad -