Yararás Ñatas en Comodoro: Precauciones y datos a tener en cuenta

Algunos vecinos se comunicaron con el servicio de Whatsapp de Crónica para alertar sobre la presencia de serpientes en sus domicilios. Ante el miedo que provoca encontrarse con estas criaturas y no estar prevenidos, no está de más conocer algunos datos sobre ellas y estar al tanto de las precauciones que se pueden tomar.

En principio, se debe tener en cuenta que, si una persona es mordida por una serpiente Yarará Ñata debe ser trasladada inmediatamente al hospital. No es necesario llevar el animal a menos que sirva para dar certeza a los médicos sobre el tipo de especie, esto previendo que, cada veneno tiene su propio antídoto.

En Comodoro Rivadavia, el Hospital Regional es el único centro de salud que cuenta con suero antídoto para neutralizar el veneno de la Yarará Ñata.

La peligrosidad del veneno de estas serpientes depende de si se trata de un adulto o un niño pequeño, y de la respuesta del organismo. Los estudios indican que las toxinas que desprenden al morder no son mortales para los seres humanos.

Características de la Yarará Ñata

La Yarará Ñata tiene casi 60 centímetros de largo, la cabeza muy triangular, el cuello bien marcado y una nariz respingada -detalle que le da la denominación de ñata-, y la terminación de la cola es redondeada.

Sus escamas son ásperas, tiene la pupila elíptica y entre los ojos y la nariz tiene otro orificio que funciona como sensor de temperatura que le permite reconocer la presencia de sus presas. Ataca solo para alimentarse o cuando se siente hostigada.

Te puede interesar
Se normalizó el transporte público en Comodoro

Esta serpiente se alimenta de roedores y hay que tener en cuenta que Comodoro –debido a las zonas desérticas que tiene la ciudad– está inserta en su hábitat natural. Está presente en todo el país pero es la única serpiente venenosa que llega hasta la zona sur.

Precauciones

En primera instancia, trasladar rápidamente al paciente al hospital más cercano. No cortar ni abrir las heridas. No chupar la herida para extraer el veneno ni aplicar un torniquete o un vendaje apretado.

Tampoco se deben suministrar medicamentos ni productos químicos en la herida. Además, el hielo no es recomendable y los medicamentos vía oral mucho menos. Cuando alguien es mordido por una Yarará Ñata se lo debe tranquilizar para impedir que se acelere la difusión del veneno. Para evitar la hinchazón, hay que retirar cualquier cosa que pueda comprimir el área afectada (anillos, reloj, pulseras, medias, zapatos, etc).

Asimismo, se recomienda identificar al animal pero no tratar de capturarlo o retenerlo, ya que esto puede implicar riesgos. Si la serpiente está muerta, es recomendable llevarla al hospital, porque el veneno remanente en ellos se mantiene activo y puede provocar inoculación”.

Comentar
- Publicidad -