Dos peligrosos homicidas se fugaron de la Alcaidía

Se trata de Marcelo Huenumán y Enzo Uranga, ambos condenados por homicidio. Los presos aprovecharon que los celadores realizaban el traslado de algunos detenidos peligrosos que estaban alterados para forzar una ventana, acceder a los techos y desde allí saltar un paredón y ganar la calle. Son intensamente buscados. La fuga se produjo entre las 23:15 y las 23:50 del pasado 31 de diciembre, en momentos en que los celadores efectuaban el traslado de varios detenidos que habían estado provocando problemas.

Crónica dialogó con el jefe del Área Penitenciaria de la provincia, comisario mayor Félix Levin, quien ayer se encontraba en esta ciudad para interiorizarse de lo ocurrido. El jefe policial dijo que a la hora antes indicada según lo informado por el comisario Fabián Millatruz que está a cargo de la Alcaidía, se produjo la fuga mientras cinco o seis detenidos eran trasladados de un pabellón donde habían estado ocasionando problemas con otros internos que también son conflictivos.

“Para resguardarlos estaban siendo trasladados y por la peligrosidad de estos sujetos fue necesario que acudieran más celadores -dijo Levín. Así que esta circunstancia fue aprovechada por los dos detenidos condenados, Huenumán y Uranga que estaban en otro pabellón donde sus celadores fueron a colaborar con el traslado y utilizaron un elemento contundente con el que rompieron un vidrio de la celaduría y por allí pasaron a través de unos barrotes que tienen un espacio de 22 centímetros por 50 y ya dentro de la celaduría utilizaron una escalera para subir al techo y desde allí bajaron por la reja de unas ventanas. El techo es alto, de unos 4 metros, pero utilizaron las rejas como apoyo y así lograron ganar la calle”.

Comentar
- Publicidad -