Ministro alemán ratifica motivo xenófobo de atropello masivo en la noche de fin de año

El ministro del Interior del estado federado alemán de Renania del Norte-Palatinado, Herbert Reul, confirmó hoy el tinte racista de la embestida acaecida la víspera contra grupos de peatones en las ciudades de Bottrop y Essen.

“Este hombre tenía la clara intención de matar a extranjeros”, precisó a los medios locales el titular de la cartera de seguridad a partir de las primeras indagaciones y declaraciones del conductor de 50 años implicado en el suceso.

Según trascendió aquí, poco antes del cierre de 2018, en la primera localidad del oeste alemán, el hombre intentó atropellar a una persona que logró escapar; pero luego atacó a otras que celebraban el advenimiento del Año Nuevo en la calle, de las cuales cinco resultaron heridas, algunas de gravedad.

El chofer continuó su maniobra hacia su ciudad natal, Essen, y volvió a lanzar su coche contra peatones, esta vez sin afectación, poco antes de ser detenido por las fuerzas del orden, quienes indicaron que ‘habló hostilmente de los extranjeros’ durante su arresto y precisaron que entre los afectados hay sirios y afganos.

Un comunicado preliminar de la Policía advirtió que el hecho podría tener una motivación xenófoba en tanto los investigadores señalaron que disponen de primeros indicios sobre una posible ‘enfermedad psíquica del automovilista’.

En el país creció exponencialmente el odio contra los extranjeros a partir de 2015, cuando la canciller federal, Angela Merkel, decidió no cerrar las fronteras para evitar una catástrofe humanitaria con los miles de migrantes varados en Hungría y acogió a más de un millón de refugiados.

Te puede interesar
Video: Juego de parque de diversiones se partió, dos muertos y casi 30 heridos

‘Hay una parte de la sociedad con un pensamiento de homogeneidad étnico-nacionalista que teme que si no actúa ahora, en 15 o 25 años el pueblo alemán va a desaparecer’, explica el profesor Fabian Virchow, de la Universidad de Düsseldorf.

Esa ideología dio lugar a movimientos como Pegida, acrónimo en alemán de ‘patriotas europeos en contra de la islamización de Occidente’, y una buena parte de los ciudadanos dan credibilidad a las mentiras, medias verdades y noticias falsas propagadas por la extrema derecha.

Comentar
- Publicidad -