El 2018 fue el segundo año de la última década con menos sesiones en el Senado

El 2018 fue el segundo año, de los últimos diez, en que menos sesiones se concretaron en el Senado. A lo largo de este período, la Cámara alta mantuvo un ritmo similar al de los dos últimos años presidenciales, pese a no haber sido electoral.

Este año se realizaron un total de 15 reuniones en el recinto, tres menos que en 2017, cuando hubo 18. El número de la “niña bonita” es apenas dos veces más que en 2015 (13 sesiones), cuando se dio el recambio en la Casa Rosada, e incluso uno menos que en 2011 (16 sesiones), también marcado por la reelección de Cristina Kirchner.

De las sesiones, una fue preparatoria, cinco ordinarias, siete de carácter especial -de las cuales dos fueron para recibir al jefe de Gabinete, Marcos Peña-, y dos extraordinarias. No se contabilizaron en ese conjunto las cinco sesiones de minoría, es decir, aquellas que no reunieron quórum; y la Asamblea Legislativa del 1ro. de marzo.

Las reuniones fueron perdiendo el compás luego de la segunda parte del año, marcada por la profundización de la crisis económica. Así, de marzo a julio se llevaron a cabo nueve sesiones, mientras que de agosto a diciembre hubo seis.

La cifra de 15 sesiones es igual a la registrada en la Cámara de Diputados , con la diferencia que el Senado tuvo tres sesiones de tablas más.

El 28 de febrero, un día antes de la apertura de sesiones por parte del presidente Mauricio Macri, los senadores ratificaron a Federico Pinedo como presidente provisional y también votaron como vicepresidentes al peronista Omar Perotti, el radical Juan Carlos Marino y la kirchnerista Inés Pilatti Vergara, en ese orden.

En la tercera semana de marzo, la Cámara alta devolvió a Diputados con modificaciones la reforma del Mercado de Capitales, el proyecto de “Financiamiento Productivo”; y sancionó la creación del Parque Nacional Traslasierra, en Córdoba, entre otros temas no polémicos.En abril, el Senado avanzó con leyes que habían quedado pendientes en 2017 y las cuales eran de interés para el Gobierno. En la sesión del 18 de ese mes aprobó con cambios la Ley de Defensa de la Competencia, y convirtió en ley por unanimidad el régimen de Compre Argentino.

También dio media sanción a la creación del Parque Nacional Iberá.La semana siguiente fue ley el nuevo régimen de subrogancias en los tribunales inferiores del Poder Judicial nacional, y se aprobó un proyecto del senador Rodolfo Urtubey (Justicialista) sobre reforma del Código Procesal Penal. En esa sesión se postergó el tratamiento de una iniciativa para castigar la filtración de escuchas judiciales, tema que finalmente no fue discutido en el año.Hacia fines de mayo la oposición se unió en un duro golpe para el Gobierno, sancionando la ley “anti-tarifazos”, en un debate que duró alrededor de 12 horas. A la mañana siguiente el presidente Macri vetó la norma. En esa jornada también se dio media sanción a la nueva Ley de Trasplante de Órganos y Tejidos, conocida como “Ley Justina”.

Te puede interesar
Alberto visitó a los hijos de Evo Morales tras su arribo al país

En la sesión ordinaria del 27 de junio se acotó el giro a cuatro comisiones del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo que había dispuesto la vicepresidenta Gabriela Michetti, producto de un acuerdo entre los bloques, y se decidió que Presupuesto y Hacienda no tenía que intervenir.

Una semana después, la Cámara alta aprobó la media sanción del proyecto de ley de comunicaciones convergentes, un tema que quedó trunco en Diputados.Histórica fue la sesión del 8 de agosto , que culminó en la madrugada del 9, cuando el Senado debatió el aborto legal y finalmente la ley resultó rechazada por 38 votos negativos, 31 positivos y dos abstenciones. Los votos anticipados de los senadores dejaron ver, durante ese día, que el resultado de la votación iba a ser irreversible.

El 22 de ese mes, tras dos intentos fracasados de Cambiemos, la Cámara alta autorizó los allanamientos  a propiedades de Cristina Kirchner, ordenados por el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la “causa de los cuadernos”. La votación resultó unánime y la expresidenta, que no pudo imponer sus condiciones para el operativo, exclamó: “Si creen que con (Claudio) Bonadio o con los desafueros me voy a arrepentir, ¡no!, no me arrepiento de nada de lo que hice”.En esa reunión, además, se aprobó con modificaciones el proyecto de extinción de dominio.

Las reformas fueron impulsadas por el peronismo no K, y el oficialismo no pudo alzarse con su propuesta.El recinto volvió a abrir sus puertas en octubre cuando, en medio de otra polémica medida del Gobierno, los senadores votaron un proyecto para dejar sin efecto una resolución del Ministerio de Energía que disponía para los usuarios un aumento extra en la tarifa del gas para compensar a las empresas prestadoras por la devaluación. También se sancionó la Ley de Regularización Dominial de villas y la declaración de los delitos de abuso sexual como de acción pública cuando se trate de menores de 18 años.

Comentar
- Publicidad -