Cuando un emprendimiento busca más que una rentabilidad económica

En la última edición de Crónica Emprendedores del año 2018 surgió la idea de destacar proyectos que nacieron para, entre otras cosas, impulsar ideas que generan valor.
Quizás no se trate de su razón de existir, pero importa que desde alguna faceta o arista, encontraron la manera de sumar calidad y apostar al cambio en la comunidad donde se desarrollan.

Desde Crónica Emprendedores esperamos que crezcan estos nuevos paradigmas sociales y que en 2019 se sumen nuevas voces, ideas y proyectos.
Compartimos extractos y declaraciones de los protagonistas. Para quien desee leer la nota completa de alguno de los siguientes emprendimientos pueden ingresar en la página web de diario Crónica en la sección de Empresas + Negocios.

Recreolocas y Boomerang, dos emprendimientos que buscan que los niños vuelvan a jugar

En Comodoro se han desarrollado emprendimientos que buscan generar espacios, en los que a través del juego, las familias recuperen valores, diálogo e interacción. Están en su mayoría desarrollados por personas jóvenes recibidas de la Tecnicatura en Recreación y Tiempo Libre que se dictó en la ciudad hasta el año pasado. En mayo conocimos a dos de ellos: “Recreolocas” y “Boomerang”, ambos emprendimientos invitan a moverse, a dejar la inercia y volver a lo lúdico.

Victoria Macías de Boomerang y Yanina Rojas de Recreolocas hablan de volver a los cumpleaños de las infancias “de antes”. Quizás se refieren a las décadas de los 80 y 90, cuando no existían los peloteros, ni los spa para niñas, ni la música reggaetón. Más bien celebrar un cumpleaños se trataba de invitar al hogar a los amigos, tomar la merienda, pinchar la piñata y sobre todas las cosas, jugar y jugar, sin importar las dimensiones del hogar anfitrión.

“Los peloteros suelen ser espacios estresantes para los adultos por el ruido y para los niños porque pareciera ser que las consignas solo buscan el juego individual y el cansancio físico de los pequeños. No hay equipo, no se involucran. La música suele ser música disco que poco tiene que ver con la edad de los invitados” argumentan las entrevistadas quienes por su profesión están convencidas de que a través del juego se crece, se reducen los prejuicios, se favorece la integración y por sobre todo se vive un estado de felicidad que no tiene que ver con otra cosa más que con disfrutar plenamente del momento presente.

Lejos de ser actividades improvisadas, cada jornada lúdica cuenta con una estructura y una dinámica. Cuando piensan incorporar algún juego nuevo, antes lo ensayan, repasan y hasta simulan las actividades. Explican que cada contratación requiere de una semana de antelación.

Espacio CyC: Un lugar que busca acompañar el crecimiento de niños y adolescentes

Claudia Sánchez Acosta y María Cristina Gómez son las creadoras de Espacio CyC Coaching & Consultoria. Ambas navegan en el vasto mundo del coaching desde hace más de 15 años hasta que en el 2018 decidieron avocarse a lo que más les apasionaba: el coaching para niños y adolescentes.

Mencionan que su espacio busca “Fortalecer a los niños desde lo emocional para que luego sean adultos responsables y felices”. Para ello utilizan un método propio basado en el coaching, que trabaja principalmente la Inteligencia Emocional, la Creatividad y la Identidad de niños y jóvenes desde el juego y actividades lúdicas, sobre todo en los más pequeños. “Acá nadie juzga, solo se habla de cómo se sintieron. Si alguien cuenta algo nadie pregunta por qué lo hiciste, sino más bien cómo te hizo sentir eso” comentan para entender mejor la dinámica del enfoque.

Otro de los enfoques que brindan sus talleres es el descubrir la vocación o el “para qué” en la vida, es decir, qué es eso para lo que está especialmente dotado, o que los conecta con la pasión de hacer y quisieran poner al servicio de los demás por el bien de todos.

Durante la charla mencionan que a pesar de que ser áreas claves para formar y potenciar a los chicos, sobre todo en la edad escolar, aún en las instituciones educativas no se ha dado el espacio a este tipo de formaciones o capacitaciones. Ellas por su parte están realizando un Master en Coaching Educativo con el objetivo a mediano plazo de ofrecer talleres, donde entre otras temáticas se aborde por ejemplo el bullying.

El espacio CyC es para niños y adolescentes desde los 7 y hasta los 16 años.

Desafío B

Si hay empresas o emprendimientos que además de buscar la rentabilidad de sus negocios, objetivo inherente a cualquier empresa, ven también una oportunidad de resolver problemas sociales y ambientales, desde Desafío B se encargan de buscarle un orden y una efectividad concreta en cuanto al posicionamiento social. Transforman una intención en una estrategia concreta.

El emprendedor creador de Desafío B es Juan Carlos Guazzone quien al ser entrevistado decía: “Cuando me preguntan qué hace Desafío B por una empresa yo les respondo que buscamos que se posicione. Lo que a mediano y largo plazo, se ve inevitablemente reflejado en un aumento de su rentabilidad, pero siempre apoyándonos en transmitir las buenas prácticas que realiza”. De alguna manera potencia aquellas políticas que ejercen, tanto puertas adentro como hacia afuera.

Te puede interesar
Jorgelina Scarafiocca se posiciona como una referente regional del arte del mosaiquismo

 

Escuela Patagónica de Coaching

Una institución dedicada y comprometida con el desarrollo y la investigación en el campo del crecimiento personal.

Gustavo Fernández, el creador de la Escuela Patagónica de Coaching se define como un agente de cambio que simplemente aprendió herramientas que hoy comparte con quienes deseen adquirirlas. Elige PNL (Programación Neurolingüística) porque siente que mediante su práctica se llega a conocer el inconsciente de la persona.

Acerca de que es la Programación Neurolingüística indica que es una disciplina que colabora para que las personas puedan pasar de una situación actual a otra deseada, permitiendo evolucionar a cada persona en su nivel inconsciente.

“Mediante esta disciplina se pueden resolver programaciones que tenemos a nivel inconsciente, a través de la lingüística. De lo que me digo a mí mismo. Mejoro mi comunicación conmigo mismo y con los demás. Lenguaje y pensamiento van de la mano y desde allí muchas veces surge el auto boicot o la negatividad” explicaba Gustavo Fernández.

Una historia de vida detrás de un “Almacén de antigüedades”

Silvia Marcela López es docente e investigadora de Literatura Patagónica en la Universidad de la Patagonia. Con dos libros publicados y 22 años de ejercicio de su profesión en el año 2013 le detectaron una enfermedad que le impidió seguir adelante con su tarea. En lugar de abatirse decidió comenzar con un emprendimiento de antigüedades. Lo define como una manera de transmutar a través de ello su propia historia y también porta el mensaje de inspirar a otros a hacerlo.

“Me diagnosticaron una retinoplastia autoinmune mezclada con un reumatismo asociado a la fibromialgia. Todo eso deprimió mi sistema inmunológico y me dijeron que debía dejar de trabajar. Después de 22 años de docencia pensé ¿y ahora qué hago? Así comenzaba Silvia su relato.

“Con 22 años de servicio y 48 años de edad me dicen que ya no podía seguir ejerciendo mi profesión. Siempre lo había hecho por vocación, por lo que necesitaba apasionarme por otra cosa para continuar. Después de dos décadas de trabajo es algo similar a cualquier otro duelo y que se supera haciendo algo que sea superador”.

Mientras realizaba su tratamiento de salud en Buenos Aires, en los ratos libres visitaba la feria de San Telmo, los mercados de pulgas, y los ejércitos de salvación. También recorría zonas denominadas peligrosas en Buenos Aires, como Constitución, pero donde sabía iba a encontrar “joyas” históricas. “Empecé a sentir que me gustaba y que tenía criterio para ver las cosas. No me gustaba todo ni cualquier cosa. En un momento se me ocurrió pensar en llevar eso a Comodoro”. Así nació su emprendimiento.

El espíritu de su Almacén de Antigüedades

“Esto no es una cuestión comercial. Es algo que hago con el corazón, como cuando daba clases. Acá llega quien tiene que llegar. Yo siempre digo que la vajilla es celosa, busca su dueño o su dueña. También para mí la vajilla deja de ser un artículo de lujo para ser un momento de reunión”, decía al referirse al momento que estábamos viviendo mientras se lleva adelante la entrevista. “Cada vez que alguien viene a comprar deseo que por favor le dure y le sirva y que si no es así no lo lleve, porque estas cosas tienen vida”.

El almacén como una forma de despojo y desapego

Habla de no aferrarse al pasado. Que las cosas deben fluir. “Este juego que hoy lo disfrutamos acá, mañana quizás estará en otro lugar. Las cosas tienen que fluir” dice mientras entendemos que esa enseñanza es la que rige su propia experiencia de vida.
Comenta que a pesar de que la enfermedad le afectó severamente su visión ahora siente que los objetos le permiten ver a través de la textura y del tacto. Los objetos tienen su propio lenguaje.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -