Para Washington Post, Argentina es como un auto italiano: “Se ve muy bien pero no funciona”

“Es el destino de los argentinos vivir en un círculo vicioso”, señala el texto sobre los problemas económicos que recurrentemente golpean al país.Con una metáfora que poca gracia le debe hacer a la industria automotriz italiana, el Washington Post expuso en un extenso artículo muchas de las razones por las que, a su entender, Argentina “no funciona”.

“Es un automóvil italiano hecho país: en la superficie, elegante y pulcro. Pero bajo el capó, se rompe una y otra vez. En resumen, Argentina se ve muy bien pero simplemente no funciona”, señala la nota firmada por Anthony Faiola.

El autor señala que visitó al país en 2002 para cubrir el default de la deuda y los destrozos que causó la devaluación de la moneda: “Pero es el destino de los argentinos vivir en un círculo vicioso”, sentenció.

Para Faiola, Argentina vive las crisis “como su estado natural”. Con la Cumbre del G20 como ejemplo le dio aún más fuerza a su metáfora del auto italiano: “Los argentinos erigieron un glamoroso centro de medios para un ejército de prensa. Lo equiparon con arte de vanguardia y ofrecieron vino de barril ilimitado, cervezas artesanales, pastas frescas y cortes raros de carne argentina. Organizaron actuaciones vanguardistas (una especie de espectáculo de tango, como producido por Andy Warhol), mientras las camareras se movían alrededor de las mesas de madera natural y rellenando constantemente las copas de champán de los reporteros”.

“Sin embargo, durante la gran mayoría de la cumbre, el WiFi, la necesidad más fundamental para los periodistas que trabajaban en el lugar, estaba caído. Roto. No funcionó”, lanzó.

Te puede interesar
“Eva Santa del Pueblo”, la CGT envió una carta al Papa para pedir la beatificación de Evita

Faiola fue hacia atrás en el tiempo para intentar dejar en claro que este país no nació en crisis: “A principios del siglo XX, los libros de historia debatían si Argentina o los Estados Unidos emergerían como la gran potencia del Nuevo Mundo. Alentada por una vasta migración europea y su tierra fértil que la convirtió en un granero global, Argentina tenía más autos que Francia y era más rica que Japón”.

Sin rodeos, y después de dar cuenta que Argentina pudo salir “con relativa rapidez” del impacto que generó la gran depresión de los años 30, Faiola advirtió que el país “se topó con un muro de ladrillos llamado Juan Perón”.

Dio cuenta de los 70’s, de los años posteriores a la restauración de la democracia y de la década del 90 conocida como “la era de la pizza y el champán”, pasando también por la crisis de 2002 y hasta llegar a la asunción de Cristina Kirchner y posteriormente de Mauricio Macri: “(Cristina) asumió el mando hace una década, iniciando una nueva era de estadísticas falsas y populismo. Así, el año 2014 trajo otra recesión y otra crisis de deuda. Cuatro años después, y ahora bajo el presidente Mauricio Macri, Argentina pidió el mayor rescate en la historia del FMI para tratar de mantenerse a flote”.

Comentar
- Publicidad -