El fraude de los influencers: compran tanto likes como seguidores que no existen

Las grandes marcas, cada vez, les buscan más para promocionarse: son los ‘influencers’, aquellos que tienen miles de seguidores en las redes y logran penetrar en el mercado. Pero, según distintos estudios, el fraude también crece: uno de cada cuatro seguidores es falso. Las empresas podrían estar perdiendo millones de euros con estos falsos ‘influencers’.

Entramos en una granja de ‘bots’, cientos de teléfonos sin dueño enchufados a un ordenador. Son seguidores que no existen físicamente pero que se compran por internet, con extraordinaria facilidad y a precio irrisorio. El sector puso la voz de alarma.

Este año las empresas invirtieron 35 millones de euros en publicidad vía ‘influencers’. Doce no obtuvieron rentabilidad; tirados al bolsillo del falso ‘influencer’, el próximo año se superarán los 100 millones. Y el daño puede ser mayor. Por eso, en países como EEUU o México ya se lucha contra este nuevo fraude en la red.

De 350 ‘influencers’ analizados por una agencia de publicidad, se demostró que el 25% de los seguidores eran falsos y el 20% de sus ‘likes’, sus ‘me gusta’, estaban comprados. El márketing digital puede estar sufriendo una invasión de personajes que entre foto y caretaje se convertieron en falsos profesionales.

Comentar
- Publicidad -