Incidentes menores en protestas de los “chalecos amarillos”

La policía disparó gases lacrimógenos en París y Nantes, aunque la convocatoria de manifestantes bajó visiblemente en comparación con otras jornadas.

La Policía francesa disparó gases lacrimógenos contra los “chalecos amarillos” que se congregaron este sábado en el centro de París, aunque los choques con los manifestantes, cifrados en varios cientos y no en varios miles como en jornadas anteriores, no  alcanzaron las dimensiones que se vieron en las primeras protestas.

Un grupo de personas que lucía el chaleco amarillo se reunió cerca de las oficinas de los canales de televisión France Télévisions y BFM gritando “¡noticias falsas!” y exigiendo la renuncia del presidente Emmanuel Macron. Algunos de ellos interrumpieron el paso de los tranvías y lanzaron piedras contra las fuerzas de seguridad.

La Policía reaccionó lanzando gases lacrimógenos y deteniendo a algunos de los exaltados. En otras ciudades, como Nantes, también los agentes debieron recurrir a las granadas con gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes. En Marsella, en tanto, unas 900 personas se reunieron, sin que hubiera mayores incidentes.

Notorio declive

La convocatoria de los “chalecos amarillos” fue disminuyendo semana a semana, en parte por las medidas anunciadas por Macron, pero también por ser fin de año y por el hastío de muchos manifestantes con la violencia y los enfrentamientos. Por ejemplo, la policía informó que el 22 de diciembre se congregaron 38.600 personas, a diferencia de lo ocurrido el 17 de noviembre, cuando 282.000 personas salieron a las calles.

Te puede interesar
Detuvieron a 16 personas en el primer aniversario de los "chalecos amarillos"

Un ejemplo de este declive se pudo ver este sábado, los locales comerciales no se vieron obligados a cerrar sus puertas como en las últimas semanas, y de los 10.500 agentes antidisturbios desplegados en las últimas semanas, esta jornada solo salieron a la calle 4.100. Los líderes del movimiento aseguran que en enero las protestas volverán a reunir a más personas.

Comentar
- Publicidad -