Máquina aplanadora se vino cuesta abajo por empinada calle y chocó contra vivienda

Trelew (Agencia) Una máquina aplanadora casi se metió dentro de una casa y por poco no causó una tragedia. La mole de hierro, de más de treinta toneladas, se vino cuesta abajo por una empinada calle en el barrio Corradi de Trelew y terminó destruyendo parte de una construcción que estaban edificando a un costado del domicilio. La vivienda se salvó de milagro y los hijos de la dueña que estaban adentro también. Al conductor debieron llevarlo al hospital acusando fuertes dolores en el pecho.
“Me llamaron por teléfono diciéndome que habían chocado la casa y me mandaron la foto”, contó la propietaria del inmueble al relatar cómo sus hijos le habían informado del siniestro porque ella no se encontraba en el lugar.

El hecho ocurrió antes del mediodía en la calle Ecuador al 1900, en la zona oeste de la ciudad y el maquinista al que identificaron como Mario Angulo de 24 años, según la policía, está bien. Se sospechó en el sitio del extraño siniestro que pudo haber sufrido una descompensación mientras iba conduciendo la máquina, pero las autoridades intervinientes desestimaron después esa versión.

Según dicen que él mismo narró que (presuntamente) “perdió el control de los cambios” al momento en que iba terminando de subir la empinada calle en la que se transforma en ese sector la Ecuador y se vino cuesta abajo literalmente llevándose por delante el inmueble en donde derribó parte de dos paredes de una construcción y tiró también el pilar de la luz.

Te puede interesar
Clima: viernes agradable, con una máxima de 9 grados

La propietaria del lugar contó que ella andaba haciendo compras en el vehículo que habitualmente dejaba estacionado en donde la maquinaria le provocó mayor destrucción.

l detallar los daños, indicó que le rompió toda la obra que están haciendo al lado, un paredón y que los dejó sin luz al derribar el pilar de la luz.

Un vecino que trabajó en la construcción vial con ese tipo de maquinaria lo definió como “un tortón que debe pesar entre 40 y 50 mil kilos. Se utiliza para compactar el terreno antes que se construye el asfalto”, explicó.

El hombre se extrañó que no volcara, dijo que era fácilmente tumbable cuando no se tiene experiencia en el manejo y se realiza alguna maniobra brusca. “No sé qué pudo haberle pasado (por el maquinista) porque estos son motores que se mueven a muy baja velocidad. Acá ha habido, para mí, poca experiencia”, consideró.

La empresa propietaria de la máquina tuvo que conseguir una grúa de gran tamaño para poder sacarla del lugar en el que había quedado incrustada y seguramente haría una investigación para esclarecer qué le sucedió al maquinista o si hubo alguna falla mecánica que provocó el siniestro.

 

Comentar
- Publicidad -