Cada vez más personas venden alimentos en Comodoro ante la falta de empleo

Ante la carencia de puestos laborales estables, aumenta el trabajo informal y en Comodoro cada vez son más quienes comienzan a vender distintos productos, en su mayoría alimenticios, para poder afrontar el día a día.Con el incremento del costo de vida y un nivel de desempleo creciente que ya en el mes de junio del corriente año había alcanzado el cuatro por ciento, cada vez son más las personas que buscan la manera de sobrevivir y sacar adelante a sus familias mediante el trabajo honrado y a fuerza de voluntad.

Es por ello que en distintos puntos de la ciudad pueden verse personas que se abocan a la venta de distintos alimentos, principalmente churros, alfajores de maizena, calzones rotos, tortas fritas y tortillas, tanto en horas de la mañana como de la tarde; pero además hay quienes ofrecen prepizzas a precios mucho menores a los que se venden en comercios tradicionales así como viandas, sándwiches y otros.

María es una de las personas que todos los días cerca de las 16 horas lleva en un carro prepizzas a inmediaciones de avenida Rivadavia en la zona del barrio Ceferino, ella cuenta con una pensión por discapacidad, en algún momento supo tener ayuda de parte del Municipio pero ya no cuenta con la misma, por lo que debió optar por comenzar con esta labor.

Te puede interesar
Corte de energía en barrios de Zona Norte

“No me alcanza para los medicamentos, el Hospital está muy mal y hay estudios que no pueden hacérmelos entonces los tengo que hacer por el privado y no llego. Me dan una mano mis hijos pero no puedo estar siempre esperando de los demás, entonces me levanto a la mañana a cocinar las prepizzas y a la tarde bajo a vender” explicó y destacó que “no hay otra forma, está muy difícil”.

Asimismo, comentó que “ahora hay mucha gente que vende cosas y afortunadamente la gente es muy buena en Comodoro, ayudan mucho. Siempre hay personas que me dejan algún paquete de harina o me dan aliento para seguir. El tema es que mi hornito no da para hacer más, es muy viejo y es chico, no puedo hacerlo siempre. Me ayudaría mucho que alguien me donara alguno aunque sea usado”. Quienes deseen colaborar con un horno pueden hacerlo en Huergo 2.811 o sino desde las 16 horas frente a la escuela Ceferino.

Comentar
- Publicidad -