Equipo ideal de la Categoría “C”

El campeonato de la Categoría “C” fue apasionante y parejo. El Inicial lo ganó Caleta Córdova, fue el campeón de la primera parte del año. Más tarde terminaría logrando el ascenso el “Merlucero”, en la Promoción ante Ciudadela, desde una emotiva definición de penales.

La segunda parte del año, fue para el Club Atlético Talleres Juniors. Resultó el gran campeón del torneo Final, consagrándose una fecha antes del campeonato. Dio la vuelta olímpica en la “Madriguera” frente a Saavedra y semanas más tarde consiguió el ascenso ante el equipo del “Puerto” tras vencerlo 1 a 0.

Equipos como San Martín y Tiro Federal también fueron protagonistas a lo largo de la temporada, peleando hasta las últimas fechas. Nueva Generación fue un conjunto muy irregular. Los dirigidos por Armando Tula, nunca encontraron regularidad durante la temporada. Saavedra fue otro que alternó entre buenas y malas.

Stella Maris se transformó en el debutante en la categoría, terminó cerrando una gran temporada, para ser la primera en el fútbol oficial de Comodoro Rivadavia. Siempre convocó mucha gente cuando jugó de local el equipo del “Chueco” Echaniz.

Universitario, fue la “Cenicienta” de la temporada. Terminó último, haciendo de local en Caleta Córdoba, decisión llamativa por lo menos, la de la localía del Club.
Armamos el equipo ideal de Crónica de la Categoría “C”, con una táctica: 3-3-1-3.

Teniendo en cuenta la temporada completa 2019.

Nicolás Silanes: El joven arquero fue fundamental para el ascenso. Le tocó reemplazar a un histórico como el “Chino” Paredes, y estuvo siempre a la altura de las circunstancias. Figura en las 2 vueltas olímpicas conseguidas por Talleres Juniors.

Javier Barría: Zaguero central muy rápido a la hora de cerrar y seguro en el mano a mano con los delanteros. Importantísimo en la defensa del equipo del “puerto”. A pesar de no tener gran porte físico, siempre atento a la hora de anticipar.

Cristian “Kity” Rementería: Un hombre de la casa, que volvió a su club para darle una mano. Jugador de mucha categoría y corazón de guerrero. Fue un pilar para el equipo dirigido por Pablo Herrera. Fuerte en el juego aéreo y aguerrido a la hora de marcar.

Lucas Márquez: Defensor central con mucha potencia física y altura para el juego aéreo. Tuvo una labor destacada en hacerse cargo de los tiros libres de su equipo. Y empujando a su equipo siempre desde el fondo, tomando la lanza y yendo para adelante.

Enzo Cardozo: El joven y pequeño volante de Caleta, fue de lo mejor del año por el costado derecho ayudando a generar juego, y siendo muy solidario con el equipo a la hora de recuperar la pelota. Y también siempre generando volúmen de juego para el “Merlusero”.

Marcos “Mono” Bellido: El experimentado jugador llegó al “Santo” para ser referente y aportar fútbol desde su buen pie. No sólo lo consiguió, además convirtió muchos goles. Hizo solucionar a su equipo para que le dispute el campeonato a la “T”.

Te puede interesar
Gimnasia le ganó la primera final a Federación

Brian Santarrosa: Otro jugador que se destacó convirtiendo muchos goles para el equipo del “Parque”, sobre todo en la parte final del campeonato. Fue fundamental en la levantada de un Saavedra que no había arrancado bien. El volante zurdo fue de lo mejor. Con sus 28 años, puso toda su experiencia y picardía en función del equipo de Ariel Forneron.

Sebastián González: Es un talentoso enganche con mucho gol, que hace las veces de delantero. Fue vital para el campeonato conseguido por los dirigidos por Héctor Miranda en el torneo inicial. Tuvo la mala fortuna de lesionarse en la final que definía el ascenso. Sin duda uno de los distintos de la categoría. De lo mejor de la categoría “C” a lo largo de toda la temporada.

Ezequiel González: Si hablamos de distintos, “Mayonesa” fue de lo más parejo a lo largo de la temporada. Terminó siendo el capitán del equipo campeón que consiguió el ascenso. Un delantero con mucho gol que se adapta a varias posiciones y entrega mucho sacrificio al equipo. Además de ser el goleador de su equipo, jugó de volante cuanto el técnico lo necesitó. Terminó siendo de los mejores de la categoría.

Maxi Hauro: El máximo artillero de la categoría. Tuvo una temporada soñada defendiendo la camiseta de Stella Maris. El “Capo Cañonieri” de la categoría, y con la particularidad que varios de sus goles fueron con definiciones de mucho nivel.
El centro delantero tuvo una temporada soñada siendo el que más veces se anotó en las redes contrarias.

Julio Jáuregui: El jugador de los goles importantes. Se anotó en la red en varias oportunidades siendo uno de los goleadores de la “C”. Pero lo más destacado fue que le tocó convertir las 2 veces que Talleres Juniors dio la vuelta olímpica en la temporada conquistando el tan buscado ascenso.

Héctor Miranda: El DT del “Merlusero”, consiguió ser campeón en su debut como director técnico. Jugando con un estilo muy definido y particular. En la segunda parte del año terminó segundo. Y su equipo dejó una muy buena impresión en la final ante Talleres. Miranda armó un gran equipo con pibes del club casi sin refuerzos. Sin duda, de los técnicos más destacados de la categoría C.

Bonus track:

Manuel Gómez (San Martín): Jugador experimentado de gran temporada. Excelente pegada en la pelota parada. Además, convirtió muchos goles para ser mediocampista.

Pablo Amaya (Nueva Generación): El goleador del equipo de Armando Tula. Tuvo un gran torneo inicial siendo el goleador de la primera parte del año.

Franco Barría (Caleta Córdova): El arquero del “puerto” tuvo una temporada muy buena, y la coronó de la mejor manera siendo el héroe de la Promoción ante Ciudadela. Franco Barría contuvo dos penales para darle el ascenso al club.

Comentar
- Publicidad -