Oeste y Saavedra jugarán en la Zona “A”

Oeste Juniors cerró con sus formativas un excelente 2018. Protagonista principal con su novena y octava división y sumando puntos importantes con la séptima. Un año con balance altamente positivo donde el referente principal es el “profe” Julio Leiva y sus calificados colaboradores Gerardo Aguirre, Gustavo “Batata” Barrientos y algún nombre más que es parte de un equipo de trabajo. Lo significativo es que esa labor anual lo ha catapultado a la zona “A” en la temporada próxima. Un desafío importante y un deseo expresado de mantenerse en la categoría. Los chicos también lo saben. Son conscientes del nivel que disponen la mayoría de los futuros rivales. Seguramente habrá que aumentar las horas y días de entrenamiento para alcanzar los objetivos. El otro ascendido es General Saavedra. También dispone de un material humano muy futurista, donde Marcelo Hidalgo es el referente, que hace varias temporadas trabaja en el equipo “del parque”. Acá, como en otros clubes, son varias las personas que trabajan en la formación y evolución del jugador de inferiores.Oeste fue durante el año el protagonista principal en el torneo de novena y octava. Con buenos números y rendimientos muy altos de ofensiva y defensa. Con varios chicos en sus formativas, con excelente futuro. Oeste fue subcampeón en el cuadrangular final al perder la final con Universitario 4 a 2, mientras que los dirigidos por Gerardo Aguirre en octava fueron los ganadores, al superar a Saavedra. El juego en la fase regular terminó empatado en cero, para ganarlo en una infartante definición desde el punto del penal 5 a 4, con gran eficacia de los encargados de patear. El quinto y último penal lo anotó Marcos Pérez. Pateó arriba, casi al ángulo del arquero Mateo Romero que nada pudo hacer ante tan excelente remate. Thiago Feretz fue para el empate por el lado de Saavedra, pero el arquero Santino Romero intuyó la dirección del disparo y se quedó con la pelota y el título.

Te puede interesar
Gimnasia depende de sí mismo para clasificar

Los dos clubes que pelearon cabeza a cabeza los torneos de novena y octava, cerraban un ciclo muy bueno, si bien para algún conocedor de la actividad formativa de Comodoro Rivadavia, las mayores posibilidades eran para la novena.

Una de las figuras de este Oeste Juniors subcampeón de Novena, ha sido Cristian Martínez. Un chico con la número cinco en la espalda, pero con una proyección ofensiva enorme, que lo consagró como el goleador de la categoría. Con muy buena altura para la edad, ofrece un futuro que solo el tiempo lo determinará. Es hijo de un apasionado hincha de Oeste, que falleció no hace mucho tiempo atrás, siendo muy joven, por lo que el joven Cristian Martínez, tiene para el club Oeste Juniors una identidad muy profunda. Todo el plantel evidencia un especial interés por su nueva participación en la zona “A”. Dicen estar más preparados que la oportunidad anterior. Aquella vez, como subieron, bajaron.

Comentar
- Publicidad -