Millonarias pérdidas al arder un complejo familiar de cabañas en Sarmiento

Más allá de las millonarias pérdidas materiales, el hecho causó gran consternación en la localidad de Sarmiento. Las pérdidas en un complejo de cabañas propiedad de una apreciada pareja del poblado fueron totales, tras un arrasador incendio ocurrido la tarde del pasado martes 25 de diciembre.

Según informaron fuentes policiales, a eso de las 14:50 del día de Navidad fueron informados que personal de Bomberos Voluntarios se encontraba tomando intervención sobre un enorme predio situado sobre la calle Patagonia al 900 casi en su intersección con calle María López de González, donde se encuentra emplazado el complejo de cabañas “Los Rosales”, propiedad de Ángel Ricardo Bolívar y su esposa.

El fuego, cuyas causas son investigadas por la fiscal Laura Castagno que trabajó en el lugar junto a un perito experto en focos ígneos, afectó la totalidad de las cabañas de dicho complejo, construidas en su mayoría por maderas, material de fácil combustión.

Desolador

De acuerdo con la información suministrada por el periodista de Sarmiento Juan Manuel Castro “los propietarios son jubilados, un trabajador vial y una docente; ambos retirados. Se trata de Ricardo Bolívar y Rita Vázquez, quien también fue concejal en Sarmiento. A fuerza de sacrificio, hace años lograron su sueño de cabañas al estilo cordillerano más fiel para generarse un ingreso y lo vieron desmoronarse con la furia de un fuego cuyas causas no son claras, en cuestión de unas dos horas.

Te puede interesar
Pérdidas totales en incendio se llevaron el sueño de un escritor y cantor regional

Una espesa humareda que superaba los cien metros de altura y veinte de grosor se veía desde distintos puntos cardinales de Sarmiento -incluso, desde el lago Musters.

Ardían brutalmente en llamaradas de proporciones magníficas las cabañas de los jubilados, personas conocidas en la localidad. El temor se apoderó de todos los vecinos de las cercanías y más aun de quienes habitan las casas linderas.

Expectantes se hallaban cientos de personas entre policías y efectivos de la Guardia Urbana Municipal, mientras los bomberos luchaban contra el voraz incendio que, sin piedad, seguía destruyendo el casi cuarto de manzana donde se emplazaban las hermosísimas cabañas. Setenta personas se encontraban alojadas en el sitio contratadas por una empresa de cosechadores de cerezas.

Las autoridades policiales quedaron en confirmar si hay personas heridas o no. De acuerdo con fuentes extraoficiales, algunos moradores resultaron con quemaduras superficiales y sufrieron pérdidas de documentación. Algunas de estas personas son originarias de la provincia de Mendoza y desarrollan tareas de cosecha de cereza. Lo cierto es que se trató de un hecho desgraciado y que es investigado por la fiscal Laura Castagno y causó mucha consternación en la comunidad sarmientina, solidarizada con la familia damnificada.

 

Comentar
- Publicidad -