La jefa de Zoonosis asegura que los alacranes de la zona no tienen toxinas mortales

La jefa de la División de Zooantroponosis del Área Programática Sur del Ministerio de Salud, médica veterinaria Alejandra Sandoval, aseguró que las lesiones observadas en el paciente fallecido “no condicen con un accidente por animal ponzoñoso” y que si bien “estuvo bien la observación que se hace la paciente y la metodología de trabajo al avisarnos”, no han encontrado indicios sobre la relación entre el fallecimiento y lo que producen los alacranes que se encuentran en la zona.

Sandoval insistió en que los alacranes que se encuentran en la zona periurbana de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly –donde han aparecido varios ejemplares de la especie Bothriurus- “no son de importancia médico sanitaria”. Es decir, “si bien tienen veneno, no tienen la toxina que es mortal para el ser humano”, explicó.

Respecto a la picadura de los alacranes, comparó los efectos con los que produce una abeja, “que sería importante para una persona alérgica, por la reacción que provocaría, pero no produciría la muerte”, agregó la entrevistada.

En todos los casos, la médica veterinaria recomendó que ante una picadura, hay que concurrir inmediatamente a la guardia y, en lo posible, “tomar fotografía o captura del animal”. Sandoval apuntó que los hospitales públicos tienen antídotos para las dos especies venenosas que aparecen en esta época y en esta zona: la víbora yarará ñata y la araña viuda negra.

En cuanto a los alacranes, acotó que “estamos en contacto con la gente de CEPNPAT-Conicet de Puerto Madryn, trabajando en forma articulada para verificar las especies que están apareciendo”.

Te puede interesar
Se reinauguró la tradicional confitería del Club Huergo, en General Mosconi

Prevención y qué hacer ante una picadura

En cuanto a la prevención, la entrevistada consideró que la limpieza de patios y jardines “es lo más importante”, así como el uso de calzado y guantes para tareas de jardinería o para ir al campo. En estos casos además, “no hay que introducir la mano en lugares donde no se puede ver qué hay como nidos, cuevas, o troncos” así como “evitar acampar en lugares con mucha vegetación”.

Por otro lado, indicó que “en caso de accidente con un ponzoñoso ni hay que hacer torniquete porque no solo no detiene el veneno sino que lo concentra en esa zona que va a quedar muy afectada”. También desaconsejó “hacer corte o incisión en el lugar de la picadura ni succionar para extraer el veneno o dar bebidas alcohólicas porque ninguna de esas medidas detiene la toxina y puede provocar daños más graves”.
Sí es necesario sacar anillos, cinturones, fajas y otros elementos que puedan provocar rigidez de la persona.

La médica veterinaria insistió en la necesidad de concurrir de inmediato al hospital más cercano y, en caso de tener el ejemplar o la fotografía, “se facilitará la decisión sobre el tipo de antídoto a colocar”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -