Valentina Ramos Mercegué, cierra un año a lo campeona

La joven gimnasta de aeróbica deportiva, tuvo un retorno muy destacado este año, luego de haberse recuperado de la lesión de la columna que la mantuvo 12 meses alejada a la actividad, volvió para brillar y consagrarse por primera vez en la historia de la provincia como la mejor de un certamen internacional a nivel Panamericano, además de estar entre las mejores cinco del ranking Panamericano.

Luego de un receso de un año de recuperación tras una cirugía de columna, Valentina volvió en mayo de este 2018 a competir en Gimnasia Aeróbica Deportiva, obteniendo el ingreso a Nivel “A” en la Confederación Argentina de Gimnasia y Primeros Puestos en Torneo Provinciales, Nacionales e Internacionales.

 

“Fue un momento muy duro, lo mío es genético y sumado a una mala acción tuvieron que operarme de una listesis L-5. Fue un año completo que estuve sin competir, sin entrenar, nada de impacto, nada de nada. A principio de año fui de a poco porque no me habían dado el alta definitiva para entrenar, entonces fui de a poco. Tuve algunos miedos al principio, sobre todo cuando hacía ejercicios como puente o cuando practicaba algunos elementos en la coreografía. Pero ya estoy bien, ya está sellado los tornillos de la cadera, ya se me hizo el cayo en el hueso” recordaba Valentina.

La comodorense de 15 años actualmente integra la Federación Metropolitana y parte del plantel de la Selección Argentina de la disciplina. En ese marco Valentina Ramos Mercegué viaja continuamente a Buenos Aires para entrenarse en el Club Pinocho de Villa Urquiza, en donde realiza tareas específicas para su crecimiento en la actividad junto a sus entrenadores Lorena Luisio y Jorge Fillón, grandes referentes deportivos en nuestro país.

“Allá entreno todos los días de lunes a domingo, otros de lunes a sábado, a veces a la mañana a veces de tarde. Entreno con las chicas de adulto porque están todas las categorías y también hay días que entreno con las de mi categoría, que son con las que yo hago grupo. Realmente aprendo mucho, por eso me esfuerzo y le dedico no menos de cinco horas al día”.

Valentina es hija de Sonia Mercegué, quien es profesora de gimnasia y una de las mayores responsables del amor que la joven tiene por la disciplina. “Desde los dos añitos que estoy saltando, y de los seis que estoy compitiendo. Yo iba con mi mamá, quien me explicaba, ella es profesora de gimnasia y hacía judo también, yo veía mucho desde más chica lo de la aeróbica, andaba saltando y siempre me gustó”.

Retornar a la gloria

Para cerrar el año Valentina se consagró campeona Nacional en la categoría más alta que tiene la competencia, Nivel Mundial. “Primero tuve que hacer el ingreso al nivel elite, porque si bien yo estaba compitiendo en esa rama, como deje por un año me bajaron de categoría. Tuve que volver a hacer todo de nuevo e ingresar en nivel elite, pasar por las semifinales y la final. Luego en el segundo torneo que fue el Nacional Federativo ahí tuve la oportunidad de clasificar para Perú”.

Fue en la final nacional de la Federación Argentina de Gimnasia Aeróbica, obteniendo a la misma vez el pase para la Word Cup de Japón 2019, aunque uno de los mayores logros de esta temporada fue en Lima, Perú, donde se llevó a cabo el Panamericano y simultáneamente la Copa Panamericana de Clubes, las cuales son competencias avaladas por la Federación Internacional de Gimnasia (F.I.G.), logrando un cuarto puesto en el ranking Panamericano, y el primero lugar en la Copa Panamericana.

“Realmente no lo podía creer. Es muy alto el nivel que tienen los participantes, los mexicanos más que nada y los brasileños también. Son dos torneos distintos, pero tienen la misma importancia y son avalados por la FIG. Yo estoy en la categoría que sería Juvenil “B” de 15 a 17 años, y de ahí ya pasaría después a adulto. Ya de a poco me voy preparando con algunos elementos definidos, como fuerza, caída y flexiones” comentó la gimnastas que pasó al cuarto año de secundaría.

Valentina es la primera chubutense de la historia en alcanzar esa instancia internacional, y conseguir ese complejo logro para muchos a nivel país. “Ya viaje a San Diego en el 2015, que quedé sexta de 38 participantes, fue mi primer Mundial y en el 2016 fui a Las Vegas que quedé segunda de 40”.

Son muchos los esfuerzos que se realizan para que Valentina pueda crecer deportivamente ya aún no cuenta con un sponsor, por lo tanto se trabaja en conjunto con las familias y alumnas de la Escuela S&E cada vez que se realizan rifas y demás acciones para recaudar fondos para los viajes.

Del mismo modo la joven gimnasta agradece “a mi familia, mis compañeras de la Escuela S&E, a los directivos y profesores de la Escuela Nº 745 por el acompañamiento, ayuda y tolerancia con los estudios, porque prácticamente no estuve en todo el año y me ayudaban mandando las tareas y los prácticos, colaboran para que pueda crecer en lo que es el ámbito deportivo. A mis profesores de Buenos Aires que siempre me preguntan como estoy y ayudaban a seguir progresando” sentenció Valentina.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -