Más de 450 búsquedas positivas y 2 casos en los que siguen trabajando

Estos son los casos de Nicolás Capovilla y Norma Carrizo, que se han convertido en una obsesión para los investigadores. En todos los casos a las personas se las busca como desaparecidos desde el minuto uno. Hay un protocolo que se aplica y que comienza en las comisarías que tienen la obligación de tomar la denuncia por desaparición. En casi todos los casos que se registran, los buscados son mujeres menores de edad.
Desde el año 2016 en que Búsqueda de Personas se desprendió de la Brigada de Investigaciones, esa División que es liderada por el subcomisario Víctor Morales participó en más de 450 búsquedas de personas. En lo que va del año se registraron 157 búsquedas e igual número fue el de 2017 y algo similar en 2016. Las cifras son altas, pero son positivas porque se trata de personas que fueron encontradas, a pesar de que dos de ellos se encontraron muertos y derivaron en investigaciones por homicidios y dos personas aún son intensamente buscadas. “En la mayoría de los casos que abordamos se trata de menores de edad y casi todas son mujeres y oscilan entre los 12 a los 17 años –dijo Morales. Las causas son generalmente porque tienen problemas en sus domicilios, no quieren estar con sus padres, o en los meses de diciembre y julio cuando se entregan las notas en los colegios, se dan mucho estos casos, apagan el teléfono y no se sabe donde está esa persona y ante la denuncia iniciamos la búsqueda, primero en las redes sociales y desde allí ampliamos el círculo”.

Los casos de desaparición de personas son difíciles de trabajar y se necesita tener cierta sensibilidad. “Acá no hablamos de cosas robadas, son personas las que buscamos y hay que entender a quien los busca con desesperación. Tenemos una responsabilidad muy grande y trabajamos con la presión de las familias y de los medios”.

Te puede interesar
En allanamiento por robo encontraron dos armas de fuego

Hay que decir que en esa División trabajan unos 10 efectivos, personas calificadas para estar en ese lugar. “Se necesita tener cierto perfil, que le guste, que quiera estar y que sea bueno para esto. Pasan muchas horas acá cuando estamos trabajando en algún caso especial” dijo el jefe policial.

Protocolo de búsqueda

Morales afirma que esa División cuenta tanto con el recurso humano, como con la tecnología necesaria para desarrollar una correcta investigación. “Cuando hay una denuncia, desde el primer momento se los busca como desaparecidos. No es necesario esperar ni 24 ni 48 horas para iniciar una búsqueda. De hecho esas primeras 48 horas son las más importantes para localizarlo, por más que se haya ausentado por pocas horas, la Comisaría tiene que tomar la denuncia. Antes en la Guardia de la Comisaría se registraba en un cuaderno que se buscaba a esa persona y se comunicaba por la red. Después si aparecía se anotaba en el cuaderno y se comunicaba por la red que la búsqueda quedaba sin efecto. Ahora la Comisaría tiene la obligación de iniciar una causa judicial y con un preventivo se informa a varias autoridades, entre esas al Ministerio Público Fiscal que inicia una causa. Por eso desde el minuto uno se lo busca como desaparecido. Después cuando aparece se le da intervención a Asesoría de Familia, Protección de Derechos o la entidad que corresponda que lo seguirá trabajando en forma individual” sostuvo.

 

Comentar
- Publicidad -