Una nena que buscaba entender el espíritu navideño organizó una colecta solidaria de juguetes

Se llama Romina y luego de una cena familiar le planteó a sus padres de qué se trataba el espíritu navideño, ya que les manifestó que no sentía nada “especial” en la fecha.

Su padre le explicó que la navidad no era solo Papá Noel y recibir regalos sino que la idea era ayudar a otros. “Me contó que su padre, o sea mi abuelo, le enseñó que nunca una persona tenía que estar sola para esa fecha y que cada vez que encontraba una persona en la calle la invitaba a su mesa familiar”. Entonces pensó en hacer algo que tenga el “espíritu navideño” que proclamaba su abuelo paterno. Así surgió la iniciativa.

Luego lo hizo extensivo con sus compañeras de sexto año del colegio, Escuela Nº 12 en Rada Tilly y en tan solo una semana lograron llenar de juguetes una camioneta y un auto que luego fueron destinados a dos merenderos: Una sonrisa para mi barrio y otro merendero de zona norte.

Las niñas, quienes visitaron Crónica, contaron que pudieron lograr tan rápido el objetivo porque se valieron de todas las herramientas que le permite la tecnología, por ejemplo un texto y audios que compartieron todas en sus grupos de amigos de Whatsapp, además de también compartirlo por redes sociales. Eso generó un efecto multiplicador.

Te puede interesar
Capacitación: Estrategias de ventas para feriantes y pequeños productores

Todas coinciden en que la experiencia les fue muy profunda y que eran muy dichosas por tener lo que tenían y que ahora valoran todo mucho más.

Cuentan que fueron muy bien recibidas y que llegaron justo al finalizar un taller navideño donde los chicos estaban elaborando guirnaldas y adornos navideños.

También que muchos niños les llevaban juguetes a sus hermanos que no habían podido asistir ese día al merendero. También le dejaron una caja navideña a la persona encargada del merendero y varias cosas para la merienda de los chicos.

“Una nena sujetó una muñeca y no la soltó más, nos hizo pensar en que nosotras muchas veces tenemos juguetes que ya no usamos y que esos chicos lo van a usar todos los días” decía una de las niñas.

Ya quedaron comprometidas de regresar para reyes y el año próximo, y que además de dejar donaciones compartirán una tarde entera con los chicos para jugar y merendar con ellos.

 

Comentar
- Publicidad -