AbreMiless: del Teatro Español al Festival de la Vereda

AbreMiless, durante la presentación en el Teatro Español. (Fotos: Chino Arturo)

El martes, los comodorenses de raíz española cerraron el año con un gran espectáculo en el Teatro Español: la Tuna Lírica Patagónica. Descendientes del exitoso Los Miserables, siempre bajo la batuta de Luis Viegas, ahora como Los AbreMiless se ganaron el corazón de más de 500 espectadores.

(Por Marcelo Melo) Cuánto ha crecido el público del canto lírico en la Capital Nacional del Petróleo, en cantidad y nivel de calidad de escucha. Hace muy poco se celebraron los 35 años de nuestra joven democracia, en un nuevo aniversario de la asunción de Raúl Alfonsín. Este público, amante de las buenas voces, fue siendo educado -desde ese mismo tiempo- por los pioneros, un elenco de notables que en 1983 daban rienda suelta a su pasión en el Coro Universitario y, tras esa experiencia, Luis Rybier –reconocido profesor de matemáticas- y Mercedes Gómez formaron Grupo Lírico Amistad Sur.

Una joven batuta surgida en el seno de ese grupo clave, al mando de un nuevo conjunto, heredera de otro muy exitoso, dirigió el martes pasado el anteúltimo concierto del año, y la respuesta fue total. La Tuna Lírica Patagónica descocó a los asistentes -más de 500 espectadores-, en el Teatro Español con un recital pletórico de esa tradición universitaria de siglos en la Península Ibérica. Con Luis Nievas al frente, los ex integrantes de Los Miserables, ahora Los AbreMiless, desplegaron un repertorio que fue más allá de la zarzuela, sino que se abrió con un popurrí -canzonetta que ya se ejecutaba con Miserables, a modo de aperitivo, más algunos instrumentistas solistas, como el acordeón. Tras “O sole mio” aparecieron Los AbreMiless y la fiesta no se detuvo hasta que el martes se transformó en miércoles.

Hubo varios momentos altos, en los que el aplauso se brindó abandonando las butacas, y entre ellos el recuerdo a dos compañeros que ya no están y dejaron huella: Marcelo Espíndola y Cholo Rey.

Decíamos anteúltima función, ya que –muy posiblemente entre el 19 y 22 de esta semana- se concretará una tradición de todos los años, el cierre 2018 con un recital en la vereda de la sede en Arturo Frondizi del barrio Roca (a la vuelta de Emec, una vez definida la fecha será difundida en medios y sus sitio en la red social Facebook).

El espíritu festivo fue in crescendo, transmitiendo más y más, provocando la devolución del público. En un momento escenario, butacas, y palcos se unían construyendo una misma cosa. La gente contagiada y cantando a la par de los intérpretes.

“Siempre asumimos el compromiso con profesionalidad, y no hay red, que es lo bueno del vivo. Te tirás desde el primer piso, y vas subiendo, cuando ya estás en la ópera te estás tirando del décimo. Cada uno confiado en su técnica, sabe que su voz va a responder, esa es la red invisible” comenzó contando a Dom. Luis Viegas, acompañado por José Luis Olave, prensa del grupo y director de LU4. “Siempre depende del pronóstico climático y cortamos la calle con Tránsito del municipio, los vecinos llegan con su sillita, otros  van escuchando el repertorio desde sus casas, un muy buen cierre de año” narraron a dúo.

De las universidades españolas

“La Tuna nace en las universidades españolas de hace 400 años, en la de Salamanca por ejemplo que tiene 800 años de antigüedad. Y hoy se continúa la tradición con todo el brillo y color. Se ponen sus capas, sus vestimentas típicas, toman sus instrumentos y salen a la calle, en primavera y verano. Y venden sus discos, se pueden ganar becas para costear los estudios, muchos se los han pagado con esta actividad, hay tunas de Medicina, de Ingeniería, de todas las carreras” explica Viegas, exultante por el resultado del concierto del martes.

Agrega que, cuando esos Tunos son más adultos, conjugan las denominadas Rondallas (conjunto de instrumentos de cuerda tocados con la púa y entonación de serenatas, con origen en la España medieval, especialmente en Castilla, Cataluña, Aragón, Murcia y Valencia. La tradición pasó a la América española y a otros lugares como Filipinas​. La palabra rondalla deriva de la ronda española, en la que se canta una “serenata”).

“El martes 11 interpretamos un resumen de lo que es Los AbreMiless y Los Miserables, nos juntamos a trabajar la impostación de la voz y el canto, siempre deseo transmitir lo que aprendí en 20 años de dedicación a esta actividad, este arte. Y no fue lo que yo pensé, traspasó mis expectativas iniciales, primero fuimos ocho, después 14, enseguida de 20 a 32, se fueron agregando instrumentos, pasó a ser una banda, con mandolinas, bandurrias, violín, saxo, bandoneón, guitarra y percusión. Se empezó a armar esta cuestión de otra manera, siempre en lo lírico como fundamental” explicita Viegas, enumerando la natural evolución de la agrupación.

Esta Tuna Lírica Patagónica emerge porque empezaron a cantar músicas populares españolas, portuguesas, con las sucesivas invitaciones de la Federación de Colectividades, “aparecieron luego las croatas, rusas, búlgaras, francés, tenemos siempre un integrante que nos enseña la fonética, para las francesas, que no tenemos integrantes contratamos a una profesora de esa lengua para que nos ayude. Y de ahí poder hacer Carmen”.

Lo que fue y lo que vendrá

A modo de balance 2018, López Olave desplegó mucha información concerniente a la preparación constante y las múltiples convocatorias, que llegan de varios lugares del país, como así también lo que les espera para el ejercicio entrante. “Fue un año muy movido, con 15 presentaciones, cinco de ellas en Buenos Aires, nos complementamos muy bien con la Federación Española. También hicimos un homenaje a Nicola Di Bari, la respuesta es siempre la misma, mucha gente y efusividad. Ahora se viene La Noche de la Vereda, con la mitad de otro repertorio distinto al que interpretamos el martes pasado, ya van cinco años, el marco será mayor y sin viento será una noche mágica”.

Para el 2019 hay ofertas provenientes de Europa y Colombia, “pero como está la situación económica es muy complicado, pero las ganas están. Se busca la manera de articular la llegada a España, allá se realizan encuentros mundiales y nos han invitado, nos ataja la parte económica, teníamos para este año invitaciones de Mar del Plata, La Plata y otras de Ciudad de Buenos Aires y todo se canceló por cuestiones económicas. Imaginar que hay que movilizar 30 integrantes a los que hay que pagarles alojamiento, estadía y pasajes, más si llevamos los instrumentos, ni hablar si tenemos que aportar el sonido. Es una fortuna”.

Te puede interesar
Mercedes Dutto, fuera de temporada

“Lo primero que buscamos es llevar al más alto nivel lo que desarrolla cada uno de los integrantes, cuando cantamos en grupo hay apariciones solistas, en donde van empezando a cantar solos, la voz va tomando color y creciendo, toma cuerpo e impostación. Vamos pasando por el folclore, el tango y de ahí a la comedia musical” detalla Viegas, como dice Mostaza Merlo, todo se da “paso a paso” y necesita su tiempo de formación y ensayo.

El vestuario: “La capa no es para cualquiera y se respeta en una especie de rango asumido consuetudinariamente, tiene sus códigos, sus leyes, no es para cualquiera del elenco. Está establecido que no se puede lucir si el vestuario no se completa con el pantalón negro, la camisa blanca, en elegancia, es una ofensa si no se da en estos términos” manifiesta el jefe de prensa de Los Abremiles, en cuanto el mensaje que traslada el vestuario. El traje de tuna es una de las características más distintivas y diferenciales de las agrupaciones estudiantiles. Se trata de una indumentaria propia del siglo de oro español.

 

Que se venga “La Noche de los Teatros”

Luis Nievas, el director de AbreMiless destaca profundamente el orgullo de tener la orquesta que formó la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB), y elabora el pensamiento de que mucho tiene que ver el crecimiento y aceptación del canto lírico en la ciudad. “Cuando empecé estaban Luis Ryvier, Roberto Flores, que ahora está con nosotros y dirige. Y la cantidad de gente que viene no nos deja de asombrar”.

Pero un anhelo concreto de Luis Viegas es que se concrete un viejo sueño de él y muchos músicos y artistas de la ciudad, que se concrete una semana con todos los reductos y espacios abiertos, todos ellos con funciones, una especie de Noche de los Teatros, jornada cultural que se desarrolla en varias ciudades de envergadura.

“Si uno ve la cantidad de teatros que tiene Comodoro, desperdiciados, que no se usan, el de Astra, Diadema, el Español, María Auxiliadora, Deán Funes, el del Liceo Roca, Centro Gallegos, el de los italianos y fíjate lo que hicieron los portugueses con el Luso, lo alquilaron y, por contrato impusieron respetar la arquitectura, o sea se van y queda el teatro intacto, da mucha tristeza que no haya una programación que los una y los abra. Pero va a surgir, en algún momento, La Noche de los Teatros con funciones en todos ellos”.

El director especificó que falta coincidir, “que nos pongamos a organizar en las tardes de los sábados, y abrir todos los teatros. Y hay mucha materia prima en el arte musical comodorense, antes la gran falencia eran las cuerdas, ahora ya las hay, vienen profesores viajeros a enseñar desde Madryn, eso se ha reflejado en la orquesta universitaria, Rada Tilly tiene una banda infantil, el movimiento es muy grande y hay que darle impulso y visualización. Lo más natural debería ser decir y planear qué vamos a ver este fin de semana. Imaginá que programamos martes y se llenó el Teatro Español”.

 


Un poco de historia

“Hace poco fuimos al Centro Asturiano, en su favada (fiesta tradicional de esa región española en la que se degusta este plato típico) en la que cantamos para 800 personas de Vicente López (provincia de Buenos Aires), nos despedíamos –como ocurrió el martes- y la gente no nos dejó ir hasta que comenzaron a cantar ellos La Luna y el Toro” cuenta Viegas.

Con más de 20 años de trayectoria en el medio, antes de fundar Los AbreMiless, fue director del grupo lirico “Los Miserables”, que se gestó en el 2012. Todo eso lo llevan adelante en forma gratuita, “y no hay restricciones de ninguna índole para integrar el grupo, salvo el número de integrantes del grupo porque ya no entran en el salón”.

Desde su concepción el grupo cantó siempre a salón lleno, tienen sus seguidores que presentación tras presentación, le dan el color y el marco que las veladas y el intenso trabajo requieren. Sus canciones recorren distintas culturas, y es así como han desembarcado en la cultura española, madre de nuestras tierras y culturas, y que cuenta con bastos seguidores en toda América Latina.

Entre las distintas clases de músicas españolas hay una rama que es la zarzuela, y otra que es la “tuna”. Ambas ramas son exploradas por el conjunto “Los Miserables.

La música lírica, la comedia musical, la zarzuela, y la tuna española tienen representación en este grupo conformado por 32 integrantes, todos comodorenses. A lo  largo de estos seis años se han preparado para poder difundir la cultura por todo el país, y por ello es que fueron declarados de Interés Cultural Municipal permanente de la Ciudad de Comodoro Rivadavia. Y luego declarado de Interés Provincial, han recibido invitaciones: La Fiesta de las Colectividades Extranjeras en Villa María (Córdoba), Rosario, Paraná, Posadas, Bariloche, Neuquén, Uruguay, San Pablo (Brasil). Siempre teniendo en cuenta que Los AbreMiless es la única Tuna del país.

Con un tremendo colorido en el espectáculo, al que la espectacularidad del canto lírico es acompañado por guitarras, mandolines, bandurrias, violín, saxo, panderetas, bongó, bombo. Es un espectáculo integral para todos los amantes de la música lírica y española. También hay agregado de comedia musical en la recorrida por la obra que le dio el nombre al grupo, “Les Miserables” para luego mutar a “Los AbreMiless”.

Comentar
- Publicidad -