Alumnos de una escuela de Deseado construyeron una escultura gigante con material reciclado

La escultura denominada “Una Familia de Pingüinos” que tiene el sello de la Escuela 56 ‘Krewen Kau’ fue construida con material reciclado por la docente de Plástica Gabriela Quipildor y un grupo de 50 alumnos de séptimo grado del establecimiento educativo con el propósito dejar un mensaje a la comunidad sobre el cuidado del medio ambiente y la fauna local.

La aparición de los pingüinos en la mítica Plaza del Vagón causó sorpresa y admiración de los vecinos deseadenses, quienes se acercaron para admirar la obra silenciosa que llevaron a cabo los alumnos y la docente.

En diálogo con Crónica, Quipildor, puso en valor la responsabilidad y el entusiasmo de los chicos a la hora de construir la obra, y además destacó la excelente predisposición que mostró la directora del la Escuela 56, Mónica Marín para que el proyecto se llevara adelante.

La escultura construida con botellas de plástico y diarios de papel tiene una dimensión de 2,40 metros de alto por 2,20 metros de ancho, y está emplazada sobre maderas para facilitar su desplazamiento por la ciudad.

La docente detalló que una vez que la obra cumpla unos días de exhibición en la plaza será trasladada a la terminal de ómnibus para darle la bienvenida a los turistas que llegan a la localidad.

Te puede interesar
La flota pesada y las personas que practican actividad física, tendrán su parador en el Acceso Norte

Cabe acotar que Gabriela Quipildor es una talentosa artista plástica reconocida por el trabajo silencioso que realiza en la localidad con la construcción de obras que siempre intentan dejar un mensaje a la sociedad sobre el mundo en que vivimos.

Comentar
- Publicidad -