Sin contención: continúan las andanzas de un menor que hace años delinque

Tiene 15 años y en menos de una semana fue demorado en dos oportunidades registrándose el último caso ayer, mientras tanto continúa sumando hechos en su contra por distintas transgresiones. Si bien se intentó su rehabilitación todas las herramientas de contención del menor fallaron y su vínculo con el ámbito delictual cada vez se consolida más sin contar con respuesta alguna.Este domingo en horas del mediodía, el menor K.R. (15) fue demorado por el delito de hurto en grado de tentativa, por personal de Seccional Tercera de Policía, justamente empleados de la vivienda ubicada en calle Basilio Miljukow al 500 fueron quienes encontraron al chico en el interior saliendo de una habitación en la planta alta, llevándose dos teléfonos celulares marca Iphone, auriculares, un reloj pulsera y un papel de garantía de celular.

Es así que tras aprehenderlo, se comunicaron con personal policial quien trasladó al menor a la dependencia a la espera de ser retirado por su madre, interviniendo en el caso Criminalística y la fiscal Verona Dagotto.

El joven justamente el pasado miércoles había sido detenido por personal policial de las Seccionales Primera y Segunda, junto a un sujeto de 22 años cuando robaban elementos del interior de un domicilio de calle Sarmiento y en lo que va del año ha sido partícipe de numerosos delitos contra la propiedad, mientras también fue investigado por un hecho donde un joven resultó baleado en el centro de la ciudad.

Te puede interesar
Robaba elementos del interior de autos secuestrados pero lo agarraron in fraganti

Lo cierto es que la madre de K.R. ya manifestó en reiteradas oportunidades que “no sabe qué hacer con él”, y pese a que se buscó a través de mecanismos del Estado que fuera contenido, los mismos no tuvieron éxito alguno por falta de acompañamiento familiar principalmente, y todo tratamiento iniciado no llegó a culminar para tener sus frutos, haciendo que el menor continúe con sus andanzas.

Incluso estuvo internado por problemas de adicciones pero tampoco se pudo concluir con ello mientras en su momento se evaluó la posibilidad de que tuviera una denominada “Familia de Corazón” pero jamás se lograron respuestas concretas para sacar finalmente de la delincuencia y de la cruda realidad de la calle al joven K.R. quien cada vez aparece más en las tapas de los diarios cambiando la modalidad de sus delitos e incluso siendo más gravosos los mismos, por lo que preocupa en demasía cual será su fin.

Comentar
- Publicidad -