La “señorita Gaby” recordó sus años en la Escuela Nº97

Gabriela Hasan de Encarnación llegó a trabajar y vivir en la Escuela Nº97 que quedaba a un kilómetro del campamento y donde acudían los hijos de los obreros. Hasan se recibió de maestra muy joven, oriunda de Diadema, y se dedicó a impartir la educación a los niños y adolescentes del lugar. Con 81 años, la exdocente participó del acto y con la voz quebrada de la emoción expresó su felicidad por reencontrarse con sus alumnos, quienes le siguen llamando señorita Gaby. “La mayoría son alumnos míos” dice señalando a la multitud de gente que se prepara para almorzar; “estoy emocionada y se me toma la voz, es algo tremendo, me dicen Señorita Gaby, con mis 81 años, es una alegría”.

“El 2 de mayo del 55 empecé a trabajar acá, y el 2 de mayo del 70, con el dolor del alma, levanté la escuela. Me dolió muchísimo” recuerda. Ella vivía en la misma escuela, una pequeña edificación que quedaba sobre una loma, aquellos tiempos eran difíciles, por las inclemencias climáticas, la falta de servicios y la lejanía del pueblo. “Fue pesado y duro, en el sentido de que tuve que irme de mi casa de Diadema y me tuve que venir a vivir arriba de ese monte, detrás de la escuela había una habitación y cocina. En invierno teníamos nevadas que te llegaban hasta la mitad del cuerpo, se congelaba el agua y el transporte no podía subir hasta la escuela” recuerda, y dice entre risas que los chicos eran salvajes y revoltosos, “Pero no te faltaba ni un Cristo; llegaban hasta arriba y se sacaban las zapatillas mojadas”. Finalmente la exdocente destaca “éramos muy compañeros todos, los padres y los chicos”.

Comentar
- Publicidad -