May arremete contra Blair por apoyar segundo referendo Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, reprochó hoy la convocatoria a un nuevo referendo Brexit respaldada el pasado viernes por el exjefe del Gobierno, Tony Blair.

“Tratar de minar nuestras negociaciones -con la Unión Europea (UE) defendiendo un segundo referendo resulta un insulto al cargo que una vez ocupó y a las personas que sirvió”, declaró la líder del partido conservador mediante un comunicado difundido en esta capital.

Blair, quien se desempeñó al frente del Ejecutivo entre 1997 y 2007, en un discurso auspiciado por la campaña Voto del Pueblo a favor de una consulta popular sobre el proceso de salida de Reino Unido del bloque, recalcó esta posibilidad como escape a la crisis nacional creada por la incapacidad del Gobierno.

Asimismo, llamó a los máximos representantes del país y de la UE a prepararse para retrasar la fecha del Brexit, fijada para el 29 de marzo de 2019, al tiempo que señaló como el primer paso a dar para salir del laberinto Brexit: extender el artículo 50 del Tratado de la UE.

Ahora May respondió que “demasiadas personas quieren subvertir este proceso por sus propios intereses políticos, en lugar de actuar por el interés nacional”, mientras sostuvo que la Cámara de los Comunes ‘tiene el deber democrático de cumplir con aquello por lo que votaron los británicos’ en junio de 2016.

Te puede interesar
Jean-Marie Le Pen, imputado por desvío de fondos públicos en el Europarlamento

La mayor parte del gabinete de May se inclina hacia una negativa en el Parlamento del acuerdo convenido con la UE y estudia potenciales alternativas, entre ellas el segundo sufragio ciudadano en torno al tema.

El viceprimer ministro, David Lidington se reunió con un grupo de diputados laboristas para evaluar el apoyo a esta idea y su equipo diseña un plan para la votación en la que se pediría a los británicos elegir entre: respaldar el texto o abandonar la UE sin un pacto.

Una parte de los laboristas en oposición, entre tanto, espera el veto legislativo para presentar una moción de censura contra May que, si fuera aprobada con la ayuda de conservadores disidentes, podría desembocar en unas elecciones generales.

Comentar
- Publicidad -