Carta de un doctor que no pudo salvar a un bebé agredido por su madre y padrastro

Marco Vargas

“Me da asco, el más profundo, vomito lo hediondo y negro de conocer el lado más brutal, sucio y depravado del ser humano”, sostuvo en su Facebook el doctor Marco Vargas.

El doctor Marco Vargas trabaja en la Unidad de Trauma del Hospital Nacional de Niños de Costa Rica.

En ese lugar debió atender el caso de una pequeña niña de una año y dos meses, quien llegó tras, supuestamente, ser agredida por su madre y su padrastro. En ese mismo lugar falleció.

Tras el fatal desenlace, el galeno escribió una carta que ha sido ampliamente viralizada, y donde deja claro que su sentir al respecto.

“Perdón M”, comienza la misiva, que añade que “la noticia se acompaña de furia, profunda, sincera y devastadora furia humana, aquella que no te permite más que liberar una maldición primigenia contra quienes te hicieron daño, porque a diferencia de los que nos disponíamos a rescatar, M había sido lastimada, torturada y herida de muerte a propósito”.

Añadió que “sus manos que deberían estar llenas de tierra de juegos y manchas de colores, estaban blancas, vacías, abiertas a recibir, pero no, por Dios no, por favor no más dolor… Ahora sus manos tenían agujas y pulseras que no eran de colores sino para saber cómo su corazón luchaba para impulsar sangre”.

El mensaje continuó al exponer “sus piernas hechas para jugar y correr detrás de flores y mariposas habían sido rotas y su piel llena de moretes no dejaba espacio para imaginar algo diferente a que esas piernitas fueron requeridas para huir, huir del miedo, del dolor y de la muerte”.

“Con sus ojos vacíos, como una casa vacía, con sus ojos despidiéndose de su alma la vimos, con sus ojos que a pérdida de su función por las hemorragias producto de violentísimas sacudidas, se tornaban en ópalos que miraban al infinito”, agregó el texto.

Para finalizar, sentenció que “me da asco, el más profundo, vomito lo hediondo y negro de conocer el lado más brutal, sucio y depravado del ser humano, aquel que es capaz de desarrollar la conspiración de la muerte, esa conspiración que en forma metódica se propone cada día a robarse lo blanco de un niño, esa conspiración que a diario se programa para golpear, no dar de comer, infligir miedo y terror, lastimar, quebrar, y enloquecer a un pequeño ser humano… Me da asco de quienes te hicieron tanto daño, y pido, ruego y suplico porque tu dolor no quede impune, pido por tu venganza, pues si bien esta no da paz marca el principio del final de tu justicia”.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -