Colectivero alcoholizado se cruzó de carril y chocó árboles en la avenida Tehuelches

Cuando transitaba por avenida Tehuelches, el chofer de un colectivo que se dirigía a la zona norte de la ciudad perdió el control y colisionó con árboles. Una mujer y un niño resultaron con lesiones menores mientras que al practicarle el examen de alcoholemia al conductor el resultado fue positivo.

 

Poco después de las 16:30 horas un colectivo dominio MPN 519 de la línea Palazzo-Standard de la empresa Patagonia Argentina, que circulaba de sur a norte sobre avenida Tehuelches perdió el control y luego de cruzarse de carril, terminó colisionando con algunos árboles para posteriormente detener su marcha en una garita cercana ubicada en la arteria.

Producto del siniestro, una mujer de 53 años identificada como Edith Hernández Nitor y un menor identificado como I.H. de 5 años resultaron lesionados, por lo que tras el arribo de la ambulancia del SEM 107 fueron llevados al Hospital Regional donde se constató que sus heridas eran leves, pese al mal trago que pasaron y que incluso los había dejado en estado de shock.

Milagrosamente el rodado no impactó con otros vehículos que circulaban en dirección contraria así como la mayor parte de los pasajeros que al momento se encontraban en la unidad no sufrieron golpes más allá del susto producto del impacto tan brusco que rompió en su totalidad el parabrisas del vehículo así como parte del techo, ingresando ramas incluso al interior del rodado.

De esta manera, personal de Seccional Mosconi de Policía en conjunto con el área de Criminalística y Tránsito se hicieron presentes en el lugar para practicar las pericias correspondientes y tomar datos en los primeros casos y en el último para desviar la circulación de rodados en la avenida que se mantuvo por más de una hora con restricciones.

Te puede interesar
Entregarán 60 nuevos títulos de propiedad

Alcoholizado

Ante las características del hecho y luego de recabar algunos testimonios que indicaban que por momentos el chofer no se encontraba concentrado en su labor y hasta parecía quedarse dormido, es que ante la intervención policial se indicó que se iba a practicar el examen de alcoholemia sobre el conductor identificado como Michael César Sandoval (24) pero este se negó en primera instancia a hacerlo y comentó que la noche anterior había estado tomando alcohol pero recién su turno comenzó después de las 13 horas.

Sin embargo, posteriormente se le explicó que ante su reticencia sería trasladado al Hospital Regional para practicarse el mismo de manera obligatoria, por lo que decidió acceder. Tras el arribo del médico, se realizó la prueba que terminó arrojando un índice de 0,58 gramos de alcohol en sangre, pese a que al tratarse de un conductor con carnet de personal y que se dedica al transporte de pasajeros debería tener el mismo en cero según la reglamentación vigente.

Algunas quejas

Según pudo conocer este medio, el chofer hace más de dos años se encontraba trabajando en la empresa y cuando realizaba un recorrido en una de las líneas de la zona sur de la ciudad, la empresa había recibido una serie de quejas por el conducir imprudente del mismo.

 

Comentar
- Publicidad -