Scotland Yard vincula Rusia con otros dos asesinatos en el Reino Unido

Scot Young

Rusia estaría vinculada a otros dos asesinatos en el Reino Unido, según evidencias halladas por los detectives británicos a cargo del caso del envenenamiento del exespía ruso Sergeí Skripal y su hija Julia el pasado marzo en Salisbury, Inglaterra.

Los agentes del comando antiterrorista de Scotland Yard, conocido como SO15, que investiga el caso de los Skripal, accedieron a información que apunta a que el Kremlin pudo estar detrás del asesinato de otras dos personas en los últimos años.

Los detectives británicos están a cargo del caso del envenenamiento del exespía ruso Sergeí Skripal y su hija Julia el pasado marzo en Salisbury.

Uno de ellos sería Alexander Perepilichny, empresario crítico con el Kremlin y que murió en 2012 en su casa de Surrey, sur inglés, tras tomar una sopa rusa, mientras que el otro sería el empresario Scot Young, que tenía amigos críticos con Moscú y hallado muerto hace cuatro años en su casa de Londres.

Alexander Perepilichny
Alexander Perepilichny

La Policía Metropolitana de Londres espera admitir que algunas de estas muertes han sido “sospechosas”, por lo que pedirán la ayuda de posibles testigos para su investigación.

Al parecer, el SO15 reunieron pruebas de que agentes del GRU, la agencia de inteligencia militar de Rusia, viajaron al Reino Unido en las fechas en que murieron estas personas.

Te puede interesar
Investigan a un sospechoso por la desaparición de Madeleine McCann

En marzo, exespía doble Sergéi Skripal y su hija Julia fueron envenenados con un agente nervioso que había sido colocado en la manija de la puerta principal de su casa en Salisbury, pero sobrevivieron tras permanecer varias semanas hospitalizados.

El caso provocó un conflicto entre Londres y Moscú y los países se expulsaron mutuamente diplomáticos.

Comentar
- Publicidad -