Salvini propone ante miles de seguidores una nueva comunidad europea

“Daremos la sangre por una nueva comunidad europea”, afirmó el vicepresidente del Gobierno italiano y líder de la Liga, Matteo Salvini, quien desde la céntrica Plaza del Popolo de Roma, llena por decenas de miles de personas y banderas italianas y ese partido político, lanzó a mediodía de ayer un mensaje a Europa.

Salvini se mostró, para saludar a su gente enfervorizada, con un abrigo en la que aparecía la palabra «Policía». El ministro del Interior y líder de la Liga lanzó un mensaje nacionalista y populista, en el que sus palabras clave fueron esperanza, dignidad y orgullo, un discurso retórico adobado con frases de Juan Pablo II, de uno de los padres de la UE como el democristiano De Gasperi y del pacifista Martin Luther King, pasando por una evocación a Benito Mussolini.

Frase atribuida a Mussolini

El “Capitano”, como lo llaman sus fieles, dedicó una parte central de su discurso a Europa. “Hoy es el día dedicado a la Virgen María. Leo estas líneas: una unión de pueblos distintos étnicamente, esto debe ser Europa, que debe tener alma e identidad. ¿Saben quién ha escrito esto? Un peligroso populista que se llamaba Juan Pablo II». Del Papa Wojtyla pasó a Luther King: “Para tener enemigos no hace falta declarar una guerra, basta con decir lo que se piensa». Entre grandes aplausos, hubo una frase atribuida al dictador Mussolini: “Muchos enemigos, mucho honor”.

Te puede interesar
Silvio Berlusconi, hospitalizado de urgencia por una infección renal

Salvini quiso mostrar con este mitin multitudinario que la Liga, que lidera desde diciembre de 2013 –tenía entonces un 4,5% de votos–, es hoy un partido con gran ambición nacional, el primero del país, con el 34-35% en intención de voto, duplicando los obtenidos en las elecciones de marzo (17%) y distanciándose del Movimiento 5 Estrellas, que descendió al 27-28%.

Matteo Salvini explicó lo que tiene in mente: “Una idea de crecimiento que mira a los próximos 50 años. Tenemos la ambición de pensar en la Italia que dejamos a nuestros nietos”. Después añadió: “Crecimiento sostenible, protección social, mejora de la calidad de vida y solidaridad: esto está en los tratados que fundaron Europa. Alguno ha traicionado el sueño europeo; nosotros daremos la sangre por una nueva comunidad europea”.

Salvini quiso recordar la situación de Alemania y Francia, a los que ha criticado siempre con especial agresividad, lanzando un dardo al presidente Emmanuel Macron: “Miren la crisis económica que también la poderosísima Alemania está comenzando a vivir, piensen en los chalecos amarillos. La violencia no estará nunca justificada. Pero quien siembra pobreza y falsa esperanza, recoge protesta”.

 

Comentar
- Publicidad -