Protesta de “chalecos amarillos” dejó 1.700 detenidos y 264 heridos

Las protestas de los “chalecos amarillos” contra Emmanuel Macron el sábado dejó un saldo de enfrentamientos con la policía en París, con coches y barricadas en llamas, e incidentes en varias ciudades, en toda Francia.

Las protestas reunieron a 125.000 personas en el país, de ellas 10.000 en París, y las fuerzas del orden llevaron a cabo 1.385 detenciones, anunció el ministro francés de Interior, Christophe Castaner.

En París entraron en acción por primera vez vehículos blindados de la gendarmería para apagar barricadas en la cuarta jornada de manifestaciones de los “chalecos amarillos”, llamados así por las prendas fluorescentes que visten. Se vivieron escenas de violencia urbana similares a las de hace una semana pero de menor alcance.

Esta ola de manifestaciones comenzó el 17 de noviembre en oposición a un aumento de los impuestos a los combustibles. El presidente Macron cedió anulando la medida, y congeló los precios del gas y la electricidad durante los próximos meses.

Los chalecos amarillos son un movimiento heterogéneo y sin líder, que ahora reclama al gobierno que baje los impuestos y suba el salario mínimo y las jubilaciones.

En la zona de los Campos Eliseos, los manifestantes intentaron prender fuego a la fachada de un centro comercial de lujo, quemaron coches y lanzaron proyectiles a las fuerzas de seguridad.

Comentar
- Publicidad -