Neonazi fue declarado culpable por atropello en Charlottesville

James Fields causó la muerte de una mujer y dejó varios heridos cuando, en agosto de 2017, avanzó con su automóvil sobre una multitud en una protesta antifascista.

Un jurado de Charlottesville declaró culpable al supremacista blanco James Alex Fields Jr. por haber atropellado mortalmente a Heather Heyer, una mujer que formaba parte de un grupo de manifestantes antifascistas que protestaban en contra de la presencia de neonazis en esa localidad de Estados Unidos. Los hechos ocurrieron en agosto de 2017.

Al emitir su veredicto, los jueces rechazaron los argumentos de los abogados de Fields, que aseguraron que el joven de 21 años “actuó en defensa propia”, según medios locales. Asimismo, la defensa de Fields había solicitado que el juicio se celebrase en otro tribunal dada la conmoción que generó el atropello en la población de Charlottesville, una petición que fue descartada por el juez Richard E. Moore.

Los fiscales aseguraron que Fields condujo su automóvil deliberadamente hacia una multitud de contramanifestantes de la marcha “Unir a la derecha”, matando a Heyer e hiriendo a decenas de personas. La defensa no impugnó el ataque, pero ofreció versiones discordantes sobre el estado mental del acusado y de sus verdaderas intenciones aquel día.

Falta de empatía

La defensa presentó su más preciada pieza el martes. Se trata de un video en el que se ve a Fields llorando ante un oficial de Policía tras ser detenido, preguntando “¿están todos bien?”. Pero la fiscal Nina Antony respondió que las conversaciones telefónicas del acusado muestran que éste carecía de empatía hacia las víctimas e incluso llamó a la madre de Heyer “comunista antiblancos”.

A partir del próximo lunes comienzan las deliberaciones sobre cuál será la pena definitiva que pesará sobre el neonazi estadounidense, que aún tiene otro juicio pendiente a través del sistema federal que todavía no ha sido programado. En él podría ser condenado a muerte por varios delitos de odio de los que se ha declarado “no culpable”.

Comentar
- Publicidad -