Caso Ciccone: Procesaron a Ricardo Echegaray y al banquero Jorge Brito

El juez Lijo avanza en el segundo tramo del caso, por el que ya fueron condenados el ex vice y sus amigos. Ahora se investiga cómo se financió la operación y quién la protegió.

El juez Ariel Lijo procesó por abuso de autoridad a Ricardo Echegaray, ex titular de la AFIP, y al banquero Jorge Brito, acusado de encubrir las irregularidades fiscales y de financiar la compra de la ex calcográfica Ciccone, por la cual fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión el ex vicepresidente Amado Boudou.

La determinación tiene lugar en el marco de la causa conocida como Ciccone II, que investiga la ruta del dinero que se utilizó para financiar la operación.

A Brito, ex directivo del Banco Macro, Máximo Lanusse, ex CEO de la entidad bancaria mencionada, y Katya Daura, ex titular de la Casa de Moneda, Lijo los procesó como partícipes de negociaciones incompatibles con la función pública.

En este expediente, Echegaray está acusado por la supuesta ayuda ilegal para que Ciccone Calcográfica ya en manos de The Old Fund/Boudou, pudiera conseguir una moratoria excepcional para pagar su deuda millonaria al Estado.

En la primera parte de la causa, cuyo juicio oral terminó en agosto con una condena de 5 años y 10 meses de prisión para el ex vicepresidente, también había sido condenado el ex jefe de asesores deEchegaray en la AFIP, Rafael Resnick Brenner. No obstante, las audiencias dejaron en claro que las maniobras fiscales para beneficiar a Boudou y sus amigos no podían haber ocurrido sin la intervención o al menos el conocimiento del titular del ente recaudador.

Te puede interesar
Manzanares pedirá dejar de ser testigo protegido para volver al penal de Marcos Paz

En cuanto al banquero Brito y Lanusse, quien también ocupó un cargo directivo en The Old Fund, vinculando al banco con Ciccone, el juez los acusa de haber financiado ilegalmente la operación que terminó con el apoderamiento de la imprenta por parte de Vandenbroele/Boudou.

Lijo también procesó el viernes al abogado Francisco Sguera y a Pablo Jorge Amato, director de la Compañía de Valores Sudamericana (nombre que cobró la imprenta tras el alejamiento de la familia Ciccone).

La causa cobró velocidad luego del giro que se produjo hace un año con la declaración como “arrepentido” de quien fue el ideólogo del armado de empresas ligadas al ex vicepresidente, Alejandro Paul Vandenbroele. El juez dio veracidad a los dichos de Vandenbroele, analizó la documentación y corroboró el circuito de fondos aplicados para el salvataje y compra de la ex calcográfica.

Comentar
- Publicidad -