Los datos de la autopsia completa de Sheila Ayala

El reporte completo del análisis del cadáver de Sheila Ayala es parte del pedido de prisión preventiva firmado pedido por el Juzgado de Garantías Nº3 para Fabián González Rojas, un documento de 70 carillas con una larga lista de pruebas.
El análisis estableció de inmediato la data de muerte debido a la avanzada descomposición: este dato le sirvió al fiscal Carracedo para imputarle el asesinato de Sheila a su tío cuatro días antes de la aparición del cadáver.

El forense a cargo de la necropsia habló de la tela de sábana en el cuello “anudada con un solo nudo sobre el lateral izquierdo, que rodea y da vuelta”, con una lesión de tres centímetros de ancho. Habló de los diversos hisopados, de la ausencia de lesiones en múltiples órganos y en el cráneo, de las huellas dactilares tomadas por necropapiloscopía.

Las lesiones estaban en las costillas

“Fracturas de arcos costales de 2, 3, 4, 5, 6 derechos e izquierdos a nivel de su articulación condrocostal”, la unión entre el cartílago y el hueso de la costilla, “las que podrían tener relación con la circunstancia dehaber sido arrojada del balcón del departamento del segundo piso propiedad de los imputados.

Sheila, tras ser asesinada, fue lanzada desde un altura de acuerdo a esta hipótesis, y su caída le provocó fracturas de costillas a la altura del pecho. Sin embargo, el reporte del hallazgo del cuerpo en la bolsa usa el término “decúbito dorsal”: es decir, acostado, boca arriba.

La semana pasada, José Núñez y Carlos Blomberg, abogados defensores de González Rojas, presentaron un pedido en el Juzgado de Garantías Nº3 para que se cite a un nuevo testigo en el caso, un albañil paraguayo de San Miguel como el único detenido por el brutal femicidio de Sheila.

Comentar
- Publicidad -