Padre Corti: un recordatorio a cinco años de su fallecimiento

Como todos los años, luego del fallecimiento del Padre Juan Corti, cada 27 de noviembre se recuerda el día de su partida, de manera tal que todas sus escuelas, familiares de los alumnos y la comunidad de Comodoro Rivadavia, lo rememorarán como alguien que sigue estando presente en su obra y espiritualmente.

“De acuerdo a esto, hoy se cumplen cinco años de su fallecimiento y lo recordaremos en el Cementerio Oeste a partir de las 12 del mediodía, con una pequeña actividad en la cruz central, más la celebración de la palabra. Luego iremos hasta el Mausoleo Salesiano, donde haremos un ofrecimiento floral en nombre de las cuatro comunidades educativas y testimonios de quienes realmente lo conocieron”, comentó José Antonio Goyenechea, representante legal de la Fundación Obra Padre Corti en diálogo con Crónica.

En este sentido, Goyenechea sostuvo que Juan Corti fue realmente una motivación, ya que desde el momento en el que nació su madre lo consagró ante la virgen, asistiendo desde pequeño a la santa misa e iniciándose en el mundo laboral con apenas 7 años, colaborando con los ingresos familiares.

“Desde ahí si uno analiza la vida de Corti, es un sueño, percibiendo cómo Dios lo fue preparando para esta tarea durante 62 años en Comodoro Rivadavia y pasando por situaciones dificilísimas, con peligro de muerte en cinco ocasiones, más sus problemas de salud”, agregó.

Te puede interesar
Linares: “Durante la gestión realizamos 140 licitaciones y concursos por año”

Asimismo, el representante destacó la obra del Padre en la ciudad, con una gratificante cantidad de alumnos en cada una de sus escuelas, buscando afianzarla a lo largo del tiempo y actualizando de acuerdo a las necesidades.

“Lamentablemente nos han ocurrido cosas como le sucedieron a él, ya que en las vacaciones de invierno hubo un incendio en los baños de la Escuela Juan XXIII, donde permanecían elementos de educación física y no hace mucho tiempo en el Colegio San José Obrero subieron a los techos y destruyeron las llaves de agua, los caños y la antena”.

Por último, Goyenechea solicitó la ayuda a diferentes empresas locales para llevar adelante la renovación de los talleres y continuar con la obra de Corti, alguien que llegó a Comodoro con 23 años y se enamoró de la Patagonia.

“Fue un gran hombre como persona humana y sacerdote salesiano misionero patagónico, enamorado de Don Bosco, quien sintió la necesidad de hacer vigente su carisma por las calles de la ciudad, con la ayuda de la providencia”, concluyó.

 

Comentar
- Publicidad -