Preocupación por el incremento de “trapitos” en la ciudad

Ante diversos llamados a la policía por distintas situaciones se busca tomar medidas para reducir acontecimientos violentos que se dan a raíz del incremento de los “trapitos” en las calles de la ciudad.

Si bien es cierto que una gran porción toma la labor como una forma de ganarse la vida honradamente, cada vez son más los “trapitos” o limpiavidrios que se apostan en las distintas calles de la ciudad y ya no solamente en la zona céntrica.

Varios grupos pueden verse en sectores de la avenida Kennedy, Polonia, Canadá, Lisandro de la Torre, sobre avenida Hipólito Yrigoyen y diversas arterias populosas tanto en zona norte como sur, y a raíz de ello personal policial se encuentra atento dado que por día son numerosas las llamadas comunicando algún tipo de altercado con ellos, dado que en ciertos casos se encuentran en estado de ebriedad y se tornan hostiles con los conductores ante la negativa a recibir sus servicios.

La situación incluso a veces se ha tornado por demás violenta no solo porque apuntan contra los conductores sino contra sus mismos compañeros o quienes suelen estar en un mismo espacio, disputas que se dan no solo por ocupar dicho espacio sino también por otro tipo de diferencias motivado por el consumo de algunas sustancias.

Te puede interesar
Laprida reaccionó y lo empató en el final

Ante ello, desde distintas áreas de desarrollo social en conjunto con la Policía Comunitaria intentan dar con la manera de solucionar lo que comienza tornándose en una problemática para la comunidad en general.

Si bien en principio se habló de un empadronamiento de los trapitos, se avanzaría en primera instancia con la identificación de los mismos para conocer a ciencia cierta la cantidad existente y de quiénes se trata, para plantear propuestas que puedan dar respuesta mediante un trabajo interdisciplinario para llegar en un mediano plazo a reducir los distintos altercados que se generan.

Hechos violentos

A la sumatoria de llamados telefónicos por problemas con trapitos y el hecho puntual que se desató luego de que dos de ellos se trenzaran en una pelea, terminando ambos lesionados con arma blanca, fue lo que motivó la idea de comenzar a trabajar con el fin de reducir estos acontecimientos y apuntando a no permitir además el trabajo infantil, teniendo en cuenta que varios trapitos son menores de edad.

De esta forma, se continúa trabajando a los fines de tener novedades respecto a ello antes de que se torne insostenible el panorama.

Comentar
- Publicidad -