Cobraban “peaje” a quienes circulaban por barrio Pietrobelli y fueron detenidos

Un menor de 16 años y otro de 20 fueron detenidos por agredir a personal policial que concurrió a la zona alta del barrio Pietrobelli dado que junto a otros jóvenes cobraban “peaje” a quienes circulaban por la zona.

Varios llamados de vecinos alertaron a personal de Seccional Segunda de Policía sobre la presencia de un grupo de jóvenes cobrando una especie de “peaje” a las personas que circulaban sobre calle Huergo al 2.200 de la zona alta del barrio Pietrobelli, por lo que al hacerse presentes poco después de la una de la madrugada de ayer al sector notaron la presencia de cerca de 10 jóvenes quienes habían puesto en el medio de la calle un canasto de basura y exigían a los automovilistas dinero para poder pasar.

Es así que en primera instancia los jóvenes pese a insultar y amenazar al personal se retiraron, lo que hizo que también lo hiciera el personal tras ser advertidos del delito que cometían, no obstante esto no fue suficiente por lo que los llamados nuevamente comenzaron a hacerse eco del cobro de “peaje”.

Ante ello, los efectivos retornaron a la zona alta del barrio Pietrobelli donde la situación se tornó más complicada dado que fueron recibidos a piedrazos lo que motivó el pedido de colaboración de sus pares, logrando personal de Seccional Cuarta de Policía la aprehensión de dos sujetos siendo uno identificado como Ariel Alejandro Cárcamo (20) quien fue detenido por atentado y resistencia a la autoridad y ayer pasó por audiencia de control de detención quedando en libertad, mientras el restante fue identificado como D.E.R. (16) quien horas después fue restituido a su progenitora por tratarse de un menor de edad.

Te puede interesar
Compró una moto de buena fe y se la secuestró la policía: era robada

Una situación atípica

De acuerdo a lo manifestado por personal policial, este tipo de hechos no se dan en la barriada y se trata de una situación que antes no había sido protagonizada por los individuos que si bien son conocidos dentro del ámbito delictual, hasta el día de ayer no habían adoptado esta forma de delinquir y amedrentar a los conductores.

En tanto vecinos señalaron que están cansados de las “juntas” que se generan en inmediaciones de calle Huergo al 2200, que solo provocan malestar al estar hasta altas horas de la noche consumiendo bebidas alcohólicas y en algunas oportunidades hasta amenazando vecinos, que terminan siendo víctimas de cierta manera de la delincuencia.

 

Comentar
- Publicidad -