Un tribunal belga obliga al rey emérito a someterse a un test de paternidad

Delphine Boel

Alberto II debe someterse a la prueba en un plazo de tres meses o correr el riesgo de que se decrete que es el padre del demandante, la artista Delphine Boel.

El tribunal de apelaciones de Bruselas ordenó al anterior rey de Bélgica que se someta a una prueba de paternidad de ADN, anulando un fallo anterior sobre una demanda presentada por la artista Delphine Boel, de 50 años.

Según el fallo, que comunicaron los abogados de Boel el lunes, Alberto II debe someterse a la prueba en un plazo de tres meses o correr el riesgo de que se decrete que es el padre, aunque sus abogados podrían tratar de impugnar la argumentación legal del tribunal. El escrito“ordena” que se realice “un test genético comparando el ADN de Delphine Boël con el del rey Alberto II y Sybille de Selys Longchamps”, madre biológica y amante reconocida del anterior monarca de Bélgica.

El monarca de 84 años, quien en 2013 renunció en favor de su hijo Felipe después de 20 años en el trono, ha negado que sea el padre de Boel durante más de una década. Las pruebas de ADN ordenadas por el tribunal han demostrado que no es hija de Jacques Boel, descendiente de una de las dinastías industriales más ricas de Bélgica.

Te puede interesar
Vinculan el asesinato del político Walter Lübcke con entorno neonazi

No ha sido posible contactar con el juzgado y no hubo comentarios inmediatos de la casa real. Los abogados de Boel dijeron en su declaración que estaban satisfechos con la decisión.

La identidad de la supuesta hija ilegítima se convirtió en un tema de debate público después de publicarse en 1999 una biografía de la reina Paola, esposa italiana de Alberto, que alegaba que este había tenido una larga relación extramatrimonial de la cual nació una hija en los años sesenta.

Cuando la baronesa de Selys Longchamps rompió el silencio, detalló la relación que mantuvo durante años con el rey, asegurando que Alberto II y la reina Paola estuvieron en dos ocasiones al borde del divorcio, en 1969 y 1976, y además difundió fotografías de una joven Delphine junto al entonces monarca.

Alberto, que no tiene un papel público oficial, ha reconocido que él y Paola tuvieron dificultades conyugales. Sus tres hijos son todos mayores que Boel.

Comentar
- Publicidad -