Trump no dejará que las “malas personas” entren en EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró en un mitin en Pensacola, Florida, que no permitirá que “malas personas” que viajan con la caravana de migrantes centroamericanos rumbo a la frontera sur entren en el país.

“No sé si han visto los informes, pero hay un montón de malas personas” en las caravanas, y “no vamos a permitir que entren”, dijo Trump en un multitudinario mitin celebrado en un hangar del Aeropuerto Internacional de Pensacola, en el noroeste de Florida.

Como en otros actos de campaña, el mandatario acusó a los líderes demócratas de propugnar una política de “fronteras abiertas” que, a su juicio, “significa más crimen”, y de querer “invitar a caravana tras caravana”, en referencia a los inmigrantes centroamericanos que han entrado en México con intención de alcanzar Estados Unidos.

También cargó contra los demócratas, y en especial contra el candidato de este partido a la gobernación de Florida, Andrew Gillum, por estar de acuerdo con abolir el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), una agencia federal que según Trump está “llena de patriotas” que el año pasado arrestó a 127.000 inmigrantes ilegales.

“Casi el 100 % de la heroína en Estados Unidos entra a través de la frontera sur, junto con cerca de un 90 % de la cocaína, de la mayoría de la metadona y de una parte sustancial del fentanilo”, afirmó Trump, para justificar su idea de fortalecer las fronteras.

Te puede interesar
Advertencia a Irán: EEUU mostró foto del portaaviones USS Abraham Lincoln

El acto de anoche tuvo como finalidad movilizar a las bases republicanas para las elecciones intermedias que se celebrarán el próximo 6 de noviembre, en las que ese partido se juega la mayoría en el Capitolio de Washington.

A tres días de la cita electoral, la oposición demócrata tiene esperanzas de recuperar el control de la Cámara de Representantes, que renovará todos sus escaños, mientras Trump enfocaba sus esfuerzos en ampliar la exigua mayoría republicana en el Senado, donde un tercio de los legisladores se juegan su asiento.

Consciente de que las legislativas se consideran un referéndum sobre su mandato, Trump se ha abocado a una maratón final de mítines que incluirá otros dos actos de campaña el domingo y un récord de tres el lunes.

Comentar
- Publicidad -