Asaltaron un restaurante en hora pico, golpearon a una clienta y huyeron

Ocurrió en el barrio de Palermo. Un grupo de delincuentes armados ingresó al establecimiento Taj Mahal, que ofrece comidas típicas de la India. Robaron pertenencias y dinero a todos los comensales.

Tres hombres armados robaron a empleados y comensales en un restaurante de cocina de la India del barrio porteño de Palermo , y durante el asalto, una clienta fue herida al ser golpeada con un revólver, informaron fuentes policiales.

El robo ocurrió el viernes, poco después de las 23.30, en el restaurante dedicado a la cocina étnica Taj Mahal, ubicado en Nicaragua al 4345. Es una zona con numerosos locales gastronómicos que a esa hora suele tener mucho movimiento de vehículos y personas: a solo cincuenta metros está la transitada calle Scalabrini Ortiz.

Allí se encontraban unos 50 comensales y cinco trabajadores quienes fueron sorprendidos por los tres asaltantes armados, uno de los cuales se dirigió al primer piso del local mientras que los otros dos se quedaron en la planta baja.

Malik, cocinero del local gastronómico, contó que los delincuentes ingresaron por la cocina aprovechando que en ese momento llegaba un cadete para cumplir un servicio de delivery.

“Fueron muy violentos, se portaron muy mal y no podíamos decir nada, tenían pistolas”, aseguró el joven cocinero, que si bien habla poco castellano pudo detallar que uno de los asaltantes presuntamente era venezolano, ya que sus compañeros de esa nacionalidad reconocieron el acento del delincuente.

Te puede interesar
Masacre de Monte: los familiares temen que el caso “quede en la nada”

Los ladrones estuvieron un tiempo prolongado en el local comercial, ya que se escaparon luego de amenazar a los clientes y al personal del restaurante durante, al menos, 15 minutos.

Fuentes policiales estimaron que los asaltantes se llevaron $48.000 que había en la caja. Además se quedaron con las pertenencias de los clientes, por lo que el botín se habría incrementado con una importante suma de dinero no especificada, relojes y celulares. Aparentemente, al menos una moto los esperaba en las cercanías ya que uno de los delincuentes tenía un casco en la mano.

Durante el atraco, una clienta de 60 años recibió un culatazo en la cabeza al resistirse a entregar sus pertenencias. Varias ambulancias del SAME y patrulleros de la comisaría 25°, con jurisdicción en la zona, fueron derivados a ese lugar para atender a los afectados.

Las fuentes indicaron que peritos buscaban posibles huellas. Ese análisis se realizaba especialmente en dos botellas de vino que fueron manipuladas por los delincuentes para asustar a sus víctimas.

Comentar
- Publicidad -