Se reanuda la investigación por la trágica muerte del nene Federico Ovando Santul

La tarde del 21 de febrero de 2015 un automóvil circulaba por avenida Alsina de norte a sur y al cruzar la calle Bouchardo en busca de la Aristóbulo del Valle, atropelló al niño Federico Ovando Santul que tenía 6 años y murió. El accidente lo protagonizó la abogada y funcionaria judicial Patricia Aranda Osuna quien conducía el vehículo.

César Ovando y María Ester Santul, padres de Federico, nunca bajaron los brazos pidiendo justicia por la muerte de su hijo. Ahora, se les abre una puerta a sus esperanzas: para el próximo 14 de diciembre los notificaron de una audiencia de reapertura de la investigación, con una nueva fiscal y una nueva jueza.

“Hubo muchas cosas raras, nunca se investigó, tampoco buscaron testigos y hasta desaparecieron dos videos de las cámaras del lavadero de autos que hay en Alsina y Bouchardo con imágenes del accidente que mostraban la responsabilidad de la conductora” señala en diálogo con Crónica, María Ester Santul.

“Necesitamos que aparezcan los testigos de aquella tarde noche, sabemos de una señora que estaba regando plantas en un cantero de esa cuadra y que vio todo, pero nunca la buscaron como testigo, ojalá pueda llegar a ella y que aporte su testimonio”.

“A mi nene le hicieron exámenes toxicológicos buscando en su sangre cocaína, marihuana, alcohol, le hicieron la autopsia y un montón de cosas que estaban de más, pero la única causa de su muerte es que él cruzó la calle y ella lo atropelló. En esa zona, según la ley de tránsito, no podés ir a más de 20 km/h”, manifestó la madre de la víctima.

María Ester relata los hechos

“El 21 de febrero de 2015, la abogada Patricia Aranda Osuna atropelló y mató a mi hijo Federico de 6 años. Desde entonces, contratamos al abogado Hernán Javier Onofri quien dejó que el caso prescriba. Lo denunciamos por mala praxis y ser parte de una corporación judicial que encubre a Aranda Osuna”.

Te puede interesar
Colisionaron en avenida Alsina y San Martín y una mujer fue trasladada al Hospital

“Del caso N° 66.873 Homicidio Culposo el perito Marcos Ghiberto pierde objetividad y emite como “causa principal única de producción del accidente” el hecho de que mi hijo haya cruzado la calle, un niño de 6 años. También este perito realiza una sumatoria de velocidad del auto entre 48 y 45 Km/h cuando cualquier persona puede sumar 69 km/h en una zona a la que se debe circular a 20 km/h. No se planteó en ningún momento la responsabilidad de la conductora que, según la Ley de Tránsito Nacional, en el lugar del hecho debe circular a 20 km/h. Fiscalía extravió dos videos que comprometen a la homicida”.

“La fiscal Camila Banfi jamás investigó ni custodió las distintas evidencias. El caso fue archivado y nuestro abogado siguió  insistiendo con la creación de una demanda civil. Sabemos que nadie nos va a devolver a nuestro hijo pero queremos que la funcionaria pública Patricia Aranda Osuna  se haga responsable del homicidio culposo, por quitarme a mi niño y usar sus influencias y red de amigos y parientes, incluso a Onofri, para que el caso quede impune”.

“Hay pruebas de lo que planteamos, la verdad habla a través del tiempo. Soy madre y duele mucho la ausencia de mi niño, siempre estaré incompleta. Las organizaciones que fueron creadas para garantizar nuestros derechos no cumplen con su función, dentro de su estructura tienen cómplices, una homicida, porque el silencio o la obsecuencia los hace cómplices”.

 

 

Comentar
- Publicidad -