Un hombre ingresó a un estudio de yoga y abrió fuego: 3 muertos y 5 heridos

Nuevo tiroteo en EE. UU. en Tallahassee, capital de Florida, un hombre ingresó a un estudio de yoga y comenzó a disparar. Se desconocen los motivos del ataque, el autor se suicidó en el lugar.

Un hombre atacó a disparos dentro de un estudio de yoga en Tallahassee, capital de Florida (Estados Unidos) este viernes matando a dos mujeres, antes de suicidarse, según información proporcionada por las fuerzas de seguridad. El hombre causó además heridas de bala a otras cuatro personas y golpeó a una quinta con la pistola. Los cinco heridos fueron llevados al hospital pero tres ya han sido dados de alta, en tanto que los otros dos están estables, informó  el jefe de la Policía local, Michael DeLeo.

Las dos mujeres muertas tenían 21 y 61 años, en tanto que el atacante tenía 40 años. DeLeo señaló que hay indicios de que algunas personas del centro de yoga lucharon con el agresor e intentaron salvarse y ayudar a otros. Una prueba de su valentía, subrayó.

“Toda la evidencia indica que se trata del acto de una sola persona” y que actualmente no hay “amenaza inmediata” en la zona, agregó el jefe policial, quien no dio cuenta de las posibles motivaciones del ataque. El hecho ocurrió a las 17.30 hora local (21.30 GMT), en un estudio de Bikram yoga (en el que se hacen ejercicios a altas temperaturas), que funciona en el segundo piso de un edificio comercial en Tallahassee, capital de Florida, ubicada unos 650 kilómetros al noroeste de Miami.

Te puede interesar
Una beba de cuatro meses fue víctima de maltrato en un jardín maternal

Por su parte, el alcalde de Tallahassee y candidato demócrata a la gobernación de Florida, Andrew Gillum, agradeció a las fuerzas policiales “por la rápida respuesta” y aseguró que “ningún acto de violencia armada es aceptable”. El alcalde suspendió todas las actividades de campaña y regresó desde Miami a la capital de Florida.

Dos ataques en una semana

El hecho, que aún está bajo investigación, se registra seis días después de una masacre ocurrida en una sinagoga del norteño estado de Pensilvania en la que murieron 11 personas. Robert Bowers, de 46 años, presuntamente entró al templo judío armado con un rifle semiautomático AR-15 y tres pistolas Glock 57 y abrió fuego de manera indiscriminada sobre los fieles.

Comentar
- Publicidad -