Más de cien personas acompañaron la presentación del libro de Mirta Aburto

Vecinos, instituciones intermedias, docentes y pobladores históricos se congregaron en el hall central de la Escuela Nº 126 “Punta Médanos” para acompañar la presentación del libro “Despertando Memorias, Km. 8, 100 años… 100 historias” de Mirta Aburto.

La autora en diálogo con Crónica dijo sentirse feliz por la impresionante convocatoria que tuvo su presentación y que no quería dejar de agradecer a los vecinos que confiaron en ella. “Me costó mucho porque no recibimos ayuda de ningún tipo, por lo que debimos afrontarlo todo solos con mi marido y el apoyo de mi familia. Hoy me alegra haberles cumplido a todos ellos”. En la palabra “ellos” englobaba no solo a su familia sino que también hizo mención a los pobladores que confiaron sus historias de vida para que las inmortalice en un libro que tiene más de 700 páginas.

Para la presentación eligió destacar la historia de una familia de Lituania, ya que de alguna manera era una síntesis que resignificaba la característica que resalta del barrio al que define como un “crisol de razas” que cobijó a cientos de familias que llegaron de todas partes del mundo. Cuenta que el barrio de “Km. 8” fue poblándose de yugoslavos, españoles, portugueses, croatas, alemanes, muchos escapando de la guerra en Europa y otros por rumores de un nuevo conflicto bélico.

Ángel Sánchez, conductor del programa radial “Rescatando la Historia” fue una de las dos personas elegidas para ser parte de la presentación. Lo definió como “Una gran obra” que requirió de una persona audaz como era el caso de Mirta. Respecto del libro dijo que han sido muy cercanos en el trayecto que le demandó y que ha sido testigo del trabajo y los sinsabores que tuvo que atravesar para lograr culminarlo.

Te puede interesar
Arcioni junto a Peirano buscan generar medidas que estimulen la producción y el empleo

La otra persona que conformó la mesa de presentadores era la profesora de letras Liliana Cabrera de Prat, quien aclaró que iba a leer su presentación para que no la invada la emoción, además de para ser fiel a su vocación lingüística. Ella definió la obra como “un hecho emocionante y como una manera de atesorar aquellas cosas que el tiempo va dejando en el olvido”. Quien cerró la presentación fue Estela Martins relatando una poesía, autoría de su padre.

Quizás uno de los signos más emocionantes que se podía observar era que entre el público estaban presentes la mayoría de los protagonistas del libro. Así fue el caso de Hernán Moyano, ocupando la segunda fila, signo de que llegó temprano a la cita para conseguir ubicación de privilegio. Moyano, lo primero que aclara con humor es no tener ningún lazo con el famoso sindicalista. Hernán acababa de cumplir 88 años y fue a la presentación de “su” libro acompañado de su hija. Se le consulta una breve reseña de su vida y cuenta que llegó desde la ciudad de Córdoba siendo músico militar y se quedó para siempre en la Patagonia donde se casó y formó una familia. Más precisamente en el barrio de Km. 8.

 

Comentar
- Publicidad -