El campo no pagará bienes personales porque ya viene realizando un “esfuerzo”

El oficialismo logró darle media sanción en Diputados al proyecto de reforma de Bienes Personales, que incluye un alza progresiva de la alícuota a medida que sube el patrimonio declarado, y la principal novedad fue que el campo seguirá fuera del alcance de este gravamen.

Con 130 votos afirmativos, 38 negativos y 8 abstenciones, el proyecto que eleva el mínimo no imponible de Bienes Personales a $2.000.000 fue girada al Senado.

La iniciativa de Bienes Personales no consiguió el respaldo de buena parte de la oposición, por considerar que el piso no imponible fijado “golpea a la clase media”.
Para la aprobación del proyecto, Cambiemos obtuvo el respaldo de una parte del interbloque Argentina Federal (Justicialista y aliados), mientras que tanto que el Frente para la Victoria, como el Frente Renovador y el interbloque Red por Argentina lo rechazaron.

La iniciativa plantea que a partir de 2019 la base no imponible pase de 1.050.000 pesos a 2.000.000. En tanto, la alícuota que en 2018 fue del 0,25% (a pagar sobre el excedente), se mantendrá en ese nivel si el valor total de los bienes declarados fuera de entre 2.000.000 y 5.000.000, pero subirá al 0,5% entre 5.000.000 y 20.000.000, y al 0,75 cuando la suma declarada fuera superior a los 20.000.000.

El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda y miembro informante del oficialismo, Luciano Laspina, aceptó un pedido de la oposición para que los inmuebles rurales continúen exentos del pago de este tributo.

Te puede interesar
Panaderos denuncian que los molinos venden la bolsa de harina a precio dólar

El dictamen original preveía que los propietarios de campos dejarán de percibir este beneficio, pero en el tratamiento en particular primó el pedido de un sector de la oposición y del oficialismo para que sigan afuera del régimen.
El argumento que se esgrimió es que “el campo ya se esfuerza” por la suspensión de la rebaja prevista en retenciones, por lo que no sería prudente incrementarle la presión impositiva.

Comentar
- Publicidad -