Los arreglos en la zona de la Plaza del Congreso costarán más de $10 millones

El monto es por los destrozos originados durante las protestas por el Presupuesto 2019. Deben reparar veredas, farolas, bancos, sectores parquizados e incluso reponer los contenedores de basura incendiados.

Luego de los violentos incidentes que se produjeron ayer a la tarde durante el debate del Presupuesto 2019 en la Cámara de Diputados, la Plaza del Congreso y sus alrededores, quedaron con destrozos de todo tipo.

Según las estimaciones del Gobierno de la Ciudad, poner en condiciones la zona costará $10.715.460.

En detalle, las autoridades prevén destinar $ 5.974.860 a la reposición de césped, plantas, pintura, bancos y solados; $ 2.380.600 al operativo de limpieza y renovación de 15 contenedores; $ 2 millones a la reparación de veredas; $100.000 a la remoción de grafitis y pegatinas y $ 60.000 al arreglo de farolas.

Además, proyectan invertir otros $ 200.000 en la recuperación de los espacios verdes cercanos al Obelisco que también resultaron afectados.

Los manifestantes tiraron piedras, palos, botellas y otros proyectiles contra la Policía, que los dispersó con balas de goma y camiones hidrantes. Hubo más de 20 detenidos y nueve agentes heridos.Bancos y veredas rotas, sectores parquizados convertidos en un barrial, mientras que algunos contenedores de basura fueron incendiados.

En diciembre de 2017 la Plaza del Congreso había quedado destruida durante las manifestaciones contra la reforma jubilatoria y su restauración le costó a la Ciudad de Buenos Aires alrededor de $ 23 millones.

Te puede interesar
Los trabajadores del Servicio de Protección reclamaron arreglos edilicios

En ese entonces, los trabajos incluyeron la limpieza e higiene urbana con reposición del mobiliario vandalizado, incluyendo los cestos de residuos y los bancos destrozados; la reparación de las veredas; la recuperación de los espacios verdes, que ya tienen funcionando los sistemas de riego y nuevos panes de césped y plantaciones.

También se hizo una limpieza de las fachadas, persianas, puestos de diarios y paredes, que muchos habían sido pintados con grafittis, y se reparó la fuente de la Plaza Moreno.

Comentar
- Publicidad -