Montesinos seguirá detenido hasta que finalice el juicio por el homicidio del canillita Nahueltruz

En la jornada de ayer se llevó a cabo una audiencia de revisión de la prisión preventiva que viene cumpliendo el imputado Julio César Montesinos, por el homicidio del canillita Sergio Nahueltruz. La Fiscalía pidió que se mantenga esta medida de coerción, mientras que la defensa del imputado había solicitado arresto domiciliario.

La audiencia fue presidida por el juez penal Mariano Nicosia y al inicio la funcionaria de Fiscalía Inés Bartels pidió que se mantenga la prisión preventiva que viene cumpliendo en base a que existen elementos de convicción suficientes como para tenerlo como probable autor del hecho. Hay que decir que ya se celebró la audiencia preliminar del caso y que fue elevado a juicio oral y público con la calificación de homicidio simple. Para esta figura se prevé una pena mínima de 8 años de prisión.

Bartels destacó no solo la gravedad del hecho y la pena en expectativa, sino también el peligro de fuga y la necesidad de evitar que se evada y de entorpecimiento en la investigación ya que dos de los testigos son vecinos del imputado.

A su turno la defensora oficial Viviana Barillari pidió una medida sustitutiva menos gravosa para Montesinos, entendiendo que los “únicos indicios que hay son unívocos y plantean dudas”. Recordó que rige el estado de inocencia para su defendido en esta etapa del proceso, de modo que solicitó el arresto domiciliario en la casa del padre del imputado.

Finalmente el juez Nicosia resolvió mantener la prisión preventiva del hombre por seis meses o hasta que finalice el debate, lo que ocurra primero. Fundó su resolución en que “la Fiscalía parece tener capacidad probatoria suficiente en este hecho” y que la soltura del imputado puede entorpecer la investigación ya que puede intimidar a los testigos. Para el juez “permitirle al imputado una medida sustitutiva como el arresto domiciliario pondría en riesgo la averiguación de la verdad”.

La muerte del canillita

Ocurrió entre el 10 y el 13 de mayo de este año, cuando Julio César Montesinos se presentó en el domicilio de la víctima en la calle Código 909 del barrio Abel Amaya. En esa circunstancia -sostiene la Fiscalía- utilizando un cuchillo tipo tramontina con mango de madera atacó a Sergio Nahueltruz y lo apuñaló al menos seis veces provocándole graves lesiones que le ocasionaron un shock hipovolémico que finalmente lo llevó a la muerte. Una vez cometido el homicidio, con las ropas ensangrentadas, se fue del lugar cerrando la puerta con llave y llevándose la llave y el celular de la víctima.

 

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -