Corrupción K: La viuda de Muñoz lloró, negó acusaciones y quedó detenida

Carolina Pochetti aseguró que desconocía los negocios de su fallecido marido, exsecretario privado de los expresidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

La viuda de Daniel Muñoz, Carolina Pochetti, quedó detenida el martes tras entregarse a la Justicia y negar en su declaración indagatoria haber estado al tanto de los negocios de su fallecido marido, exsecretario privado de los expresidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

Pochetti fue acusada de integrar una asociación ilícita en la causa abierta a raíz de los cuadernos del ex chofer del Ministerio de Planificación Federal Oscar Centeno y de maniobras de lavado de activos por unos 70 millones de dólares, con fondos que para el juez federal Claudio Bonadio provinieron del pago de sobornos que recolectaba su marido, informaron a Télam fuentes judiciales.

La mujer lloró durante su declaración indagatoria, dijo que nunca supo nada de los negocios de su marido y que cuando preguntaba por las denuncias sobre sus actividades, él le decía que no se “metiera” porque “eran cosas de la política para embarrar a Néstor Kirchner”.

“Parezco una estúpida, pero no sabía lo que hacía mi marido”, argumentó ante el juez.

Durante la indagatoria, Pchetti respondió preguntas durante más de cuatro horas ante Bonadio y los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo y luego quedó detenida.

El abogado defensor Miguel Angel Pló pidió la excarcelación pero las fuentes señalaron que hasta que eso se dilucide, la viuda de Muñoz quedará alojada en la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal.

Te puede interesar
Presupuesto y deuda, los temas que se tratarán en las sesiones extraordinarias

Pochetti tenía orden de captura desde la noche del viernes último, imputada en la causa de los cuadernos porque para los investigadores montó un “entramado de sociedades” para la compra venta de propiedades y lavado de unos 70 millones de dólares.

Muñoz falleció en 2016 y a fines de ese año, Pochetti y otros acusados vendieron 16 inmuebles en las ciudades estadounidenses de Nueva York y Miami.

La mujer llegó a los tribunales federales de Retiro poco antes de las 9 y se dirigió junto a su abogado al cuarto piso sede del juzgado para entregarse en la secretaría que lleva el caso, indicaron las fuentes judiciales consultadas por esta agencia.

Poco después ingresó también el fiscal del caso, Carlos Stornelli, mientras que el juez ordenó desalojar a los periodistas del pasillo que da a su juzgado.

Bonadio debe definir además si acepta homologar el acuerdo como imputado colaborador que pidió ayer otro presunto testaferro del fallecido Muñoz, Sergio Todisco, quien declaró más de cuatro horas ante el fiscal Stornelli luego de ser detenido.

Pochetti se entregó en una jornada en la que también fue indagado el ex intendente radical de Vicente López, Enrique “Japonés” García, quien arribó a Tribunales poco después de las 9.30 y luego fue el turno del diputado nacional Máximo Kirchner, hijo de la expresidenta Cristina Fernández.

La senadora ya está procesada en la investigación como supuesta jefa de asociación ilícita, en un fallo que actualmente es revisado en la Cámara Federal porteña.

Comentar
- Publicidad -