Erdogan asegura que el asesinato de Khashoggi fue un “crimen político” premeditado

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, afirmó este martes que el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí en Estambul fue un “crimen político” llevado a cabo de manera premeditada y “de un modo salvaje”. 

Erdogan reveló que el crimen fue cometido por un equipo de 15 personas, que incluía forenses y miembros de los servicios de seguridad e inteligencia saudíes. Los nombres de estas 15 personas figuran en la lista de 18 detenidos por Arabia Saudí en relación con el caso, según Erdogan, mientras los otros tres son personal del propio consulado.

Los miembros del equipo llegaron en distintos vuelos los días y horas previos a que Khashoggi acudiera a la delegación diplomática para arreglar sus papeles para el matrimonio. Una vez que todo el equipo se encontraba en el consulado, Khashoggi fue citado y acudió pasadas las 13:00h del 2 de octubre.

“Es claro que fue una operación preparada días antes” y un “crimen político” llevado a cabo de manera “salvaje”, concluyó el presidente turco. “Culpar de un caso así a algunos miembros de los sevicios de seguridad e inteligencia no nos satisfará ni a nosotros ni a la comunidad internacional”, ha advertido.

Pide que los culpables sean juzgados en Turquía

Durante su intervención ante los diputados de su partido en el Parlamento de Ankara, el presidente turco repasó los hallazgos de los investigadores, la mayoría ya conocidos a través de filtraciones. Por ejemplo, confirmó que un miembro del consulado intentó hacerse pasar por Khashoggi usando su ropa, y ha revelado que el sistema de videovigilancia interno del edificio fue inutilizado antes del crimen.

Sin embargo, no desveló ninguna de las grabaciones de vídeo y audio que supuestamente manejan los investigadores, como se esperaba.

Erdogan ha advertido que su país no se conformará a menos que “todos los responsables, desde el más alto al más bajo, sean castigados” y “todas las preguntas” sean respondidas.

“Por qué se reúnen 15 personas en Estambul el día del crimen, de quién reciben órdenes esas personas, por qué no se permite registrar el consulado de inmediato, sino días después, por qué se hacen declaraciones insostenibles sobre el asesinato, por qué no hay un cadáver hasta ahora”, ha inquirido Erdogan.

También pidió a las autoridades saudíes que revelen el nombre del supuesto “colaborador local” al que supuestamente se entregó el cuerpo de Khashoggi.

 

Comentar
- Publicidad -