Trelew: detuvieron a sospechoso de un brutal homicidio

Fue ayer a la mañana en el barrio Progreso, en un allanamiento que hizo la policía a metros del lugar en donde el 8 de julio mataron a Sandro Salazar.

Trelew (Agencia) La policía detuvo ayer a un joven de 25 años al que acusa de un cruel asesinato que hubo en Trelew en el mes de julio, en el que a un hombre lo mataron a golpes y de varias puñaladas. El sospechoso era amigo de la víctima o al menos se relacionaba asiduamente con él y desde un principio aparecía en la lista de posibles involucrados en el homicidio.

El hecho de sangre que le costó la vida a Sandro Salazar el 8 de julio pasado ocurrió en la vía pública. La policía lo encontró esa noche ya agonizando, en la esquina de Uruguay y avenida Rawson en el barrio Progreso, al oeste de la ciudad, a metros de la casa del presunto asesino.

Ese día Salazar había estado en una cancha ubicada cerca de la zona rural aledaña a Trelew, presuntamente presenciando un partido de futbol y no eran pocos los que en aquella oportunidad ligaban el asesinato con algún altercado que allí pudo haber tenido la víctima con alguien de su cercano entorno.

El jefe de la Regional, el comisario Felipe González ayer al recordar lo ocurrido dijo que “el alcohol” pudo haber tenido también algo que ver en el fatal desenlace. Hablando del procedimiento de ayer, González destacó que la detención del presunto autor del crimen se practicó en su casa ubicada a unos 20 metros de donde fue el hecho de sangre y reveló además que en la diligencia de allanamiento se incautaron teléfonos celulares del sospechoso.

Te puede interesar
Javier Gallardo fue detenido por el crimen del ciudadano chileno

El detenido era conocido de Salazar y aparentemente esa tarde del 8 de julio, horas antes de que ocurriera el crimen había andado con él. También había estado con la víctima otro sujeto que al principio estaba en la lista de sospechosos, un joven que apareció herido cuando la policía lo encontró diciendo que había logrado escapar de la refriega en la que el jornalero asesinado había llevado la peor parte. De ese individuo en la investigación no se supo más nada; quizás termine también involucrado.

Hoy a la mañana el presunto homicida será llevado a tribunales a una audiencia de control de detención en la que la fiscalía –seguramente– pedirá que siga preso y que su detención sea convertida en prisión preventiva hasta el juicio. Es muy probable que desde la acusación le atribuyan un homicidio calificado por la alevosía; un delito que tiene en el Código Penal la prisión perpetua. Hay muchas expectativas de lo que vaya a decir el imputado, si es que decide hablar ante la jueza del caso, la doctora Mirta Moreno.

 

Comentar
- Publicidad -