Robó un celular y terminó apaleado por los vecinos y detenido

Se trata de un conocido individuo que ya registra numerosas causas principalmente por hechos de robo. En la tarde-noche del miércoles, en momentos en que una adolescente de 14 años caminaba por la intersección de las calles Roqueta Pratt y Código 826, fue interceptada por el individuo que amenazándola con lo que ella cree era un arma de fuego, le robó el celular. La chica fue rápido hasta su casa y allí estaba su tía, una empleada de la Policía Federal que ante el relato de la menor salió a buscar al sospechoso, al que vio muy cerca en las inmediaciones.

Según lo que la mujer policía les dijo a sus pares de la Seccional Tercera, en el momento en que se identificó, el sospechoso comenzó a correr y ella lo persiguió unos 150 metros.

Siempre según su relato, al llegar a la calle Código 922, el individuo, tal vez cansado ya de correr, se paró le arrojó el celular y le gritó “¿querés el celular? Acá lo tenés” y tomó una barra de hierro de unos 65 centímetros con la que comenzó a golpearla. La policía logró esquivar el golpe y comenzó a forcejear con él para quitarle el hierro, momento en que varios vecinos que vieron la escena se acercaron a ayudarla.

Te puede interesar
Lousteau participó de la detención de un venezolano que entró a robar en un bar de Recoleta

Desde la Tercera informaron que al momento en que llegaron, el joven que fue luego identificado como Jonathan Ezequiel Ampuero (24), estaba siendo retenido por la mujer y estaba visiblemente golpeado. Es que los vecinos le dieron una paliza e inclusive parece que utilizaron el mismo hierro para pegarle.

Así las cosas, los uniformados lo llevaron al Hospital donde lo atendieron de las heridas y golpes que presentaba, de carácter leve, según se informó y ya en la madrugada le dieron el alta.

Ampuero quedó alojado en esa dependencia a la espera de presentarse ante el juez penal de turno en audiencia de control de detención, en orden a un delito que se investiga como “robo calificado por el uso de arma de fuego”. Hay que decir que si bien el celular fue encontrado en poder del sospechoso, al momento de su detención no llevaba el arma de fuego.

 

Comentar
- Publicidad -