Príncipe saudí: sospechosos de asesinar al periodista tenían vínculos con él

Según informó The New York Times, uno de los sospechosos identificados por Turquía en la desaparición de Jamal Khashoggi “fue un compañero frecuente” del príncipe heredero Mohamed bin Salman, se lo vio desembarcar de aviones con él en París y Madrid y también haciendo guardias durante visitas que realizó este año a Houston, Boston y Naciones Unidas.

El medio agregó que otros tres sospechosos fueron vinculados por testigos al príncipe, y un quinto es un médico forense que ocupa cargos de dirección en un ministerio y en un establecimiento médico de Arabia Saudita. “Una figura de tal estatura que solo podría ser dirigida por una autoridad saudí .

De esta forma, si estos hombres estuvieron en el consulado el día que desapareció el periodista, podrían dar información sobre lo que sucedió ese día y el vínculo con el príncipe.

El medio asegura que confirmó además que por lo menos nueve de los 15 sospechosos identificados por Turquía trabajaron para los servicios de seguridad sauditas u otros organismos del gobierno. Agrega que uno de ellos incluso fue diplomático asignado a la embajada de Arabia Saudita en Londres en 2007 y que viajó varias veces con el príncipe.

Desde el principio el príncipe y su padre negaron cualquier vinculación con la desaparición de Jamal, e incluso manejaron la versión de que había salido del consulado. Mohamed bin Salman tiene 33 años (nació el 31 de agosto de 1985) y es el hijo mayor de la tercera esposa del rey Salman bin Abdulaziz.

Sin embargo, los funcionarios turcos aseguran que tienen pruebas de que los 15 agentes mencionados volaron a Estambul el día de la desaparición de Jamal fueron los encargados de asesinarlo y desmembrar su cuerpo.

Este martes, el periódico turco Yeni Safak aseguró que Jamal fue torturado antes de ser decapitado en el consulado de su país en Estambul. El diario afirma haber tenido acceso a grabaciones sonoras y sostiene que el hombre fue torturado durante un interrogatorio y que los agentes sauditas le cortaron los dedos.

Fue decapitado, según el diario progubernamental, que no precisa cómo accedió a las grabaciones.

Antes, algunos medios de comunicación, como el Washington Post, para el que escribía Khashoggi, informaron de la existencia de grabaciones sonoras y de vídeo que prueban que el periodista fue “interrogado, torturado y asesinado” en el interior del consulado, antes de que su cuerpo fuera desmembrado.

“Habían venido a matarlo”

El portal digital Middle East Eye cuenta, citando una fuente que tuvo acceso a la grabación sonora de los últimos momentos del periodista, que Khashoggi fue llevado a la oficina del cónsul.

Según esta fuente, “no hubo un intento de interrogatorio. Habían venido a matarlo” y al propio cónsul lo sacaron del cuarto.

Un médico forense, identificado como Salah al-Tubaigy y que formaba parte de la quincena de sauditas enviados por Riad a Estambul ese día según varios medios, comenzó a cortar el cuerpo de Khashoggi todavía vivo, según la fuente de Middle East Eye.

Mientras lo hacía, Tubaigy se puso a escuchar música a través auriculares. “Cuando hago este trabajo escucho música. Vosotros también deberíais hacerlo”, se le escucha decir en la grabación, según la misma fuente.

Investigación no descarta al príncipe

En tanto, los dirigentes saudíes aseguraron que no excluirán a nadie en sus investigaciones sobre la desaparición del periodista, según declaró el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, al término de varias reuniones en Riad.

Las autoridades saudíes “prometieron pedir explicaciones a todas las personas cuya investigación indique que deben rendir cuentas”, declaró Pompeo a los periodistas.

Incluso cuando se le preguntó si este compromiso se aplicaría incluso en el caso de miembros de la familia real saudí, el secretario de Estado respondió que “no hicieron ninguna excepción respecto a aquellos a quienes pedirían cuentas. Fueron muy claros”.

“Comprenden la importancia de este problema, están decididos a ir hasta el final” de las investigaciones, agregó.

Pompeo fue enviado de urgencia a Riad por el presidente estadounidense Donald Trump para que se entrevistara con los dirigentes saudíes sobre la desaparición del periodista saudí que tiene gran repercusión mundial. El asesinato duró siete minutos, señala Middle East Eye.

En Riad, Pompeo se entrevistó con el rey Salmán y con su hijo, el príncipe heredero Mohamed bin Salmán.

 

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -