Las ferias de usados también prosperan en tradicionales barrios residenciales

Las ferias de usados también prosperan en barrios residenciales como es el
caso del barrio Roca. En esta oportunidad Crónica visitó a los feriantes de la “Gran Feria de Garage” que se realiza los domingos en la Asociación Mutual Roca, ubicada en la calle Atahualpa Yupanqui 578.

Cada stand cuesta cerca de $300 y si en algo coincidieron todos los puestos es en que, a pesar de los precios tan económicos, donde una remera se consigue por $20 y un jean por $100, en este último mes las ventas han caído de sobremanera y que la prioridad es cubrir los costos sin resignarse a dejar de ir, ya que alguna diferencia económica hacen.

Entre quienes dieron testimonio se encuentra Carmen, quien participa esporádicamente, quizás tres veces al año. Relata que las prendan que lleva para vender son de su propia familia y de su grupo de amigos. Que lo que más se vende es la ropa para niños ya que se encuentra en un estado de conservación casi intacto. Que la ropa de adultos y más aún, los zapatos se dificulta bastante más.

También hubo testimonios de empleadas domésticas quienes reciben donaciones de sus diferentes “patronas” y prefieren venderlo para de esa manera obtener algo más de dinero en efectivo para afrontar los gastos mensuales.

Verónica cuenta que alquila stand una vez por mes y que recolecta ropa en los hogares de toda su familia quienes les van donando para la venta. Ella se define como una buena vendedora ya que sabe como exponerla, además de perfumarla y de hacer descuento a aquellas personas que lleven más de dos prendas. A pesar de tener buenas ventas, respecto de meses anteriores nota que ahora las personas dan muchas vueltas antes de comprar.

Te puede interesar
Ladrones usan vehículo robado para dar golpe en céntrico comercio de Trelew y después lo abandonan

Resignificando una reliquia personal

Delia tenía un puesto a la entrada que se diferencia del resto ya que además de ser “llamativamente ochentoso” en toda su decoración tenía decenas de viejas revistas de artesanías.

Explica que es su colección personal, la cual fue recolectando durante años, con la idea de aprender diferentes técnicas de manualidades. La primera revista que adquirió data de 1975. Así aprendió a trabajar la porcelana fría, a realizar ropa con moldes y actualmente papelería artesanal. Todo de manera autodidacta.

Confiesa que en su casa conserva revistas del año 1950 las cuales heredó de su mamá, María Josefa, pero que esa colección no habrá crisis económica que haga que las venda -dice graciosamente- y que ese es su mayor tesoro. “Mi mamá crió cinco hijos lo que la obligó a aprender a hacernos todo con sus manos. Desde la ropa y la comida hasta los juguetes. Y de las tres mujeres la única que se enganchó con esto fui yo” menciona.

Delia como gran conocedora del tema compara con las revistas actuales de la misma temática y asegura que hoy por hoy las ediciones modernas traen muy escasa información, lo que valúa aún más las que ella ofrece y lo que le permite tener clientas fijas que la visitan durante el año con la idea de mejorar sus técnicas y conocer aquellos secretos que guardan esas añejas hojas.

Sobre la mesa también hay una gran colección de figuras de todos los tamaños realizados en porcelana fría, los cuales también están a la venta.

Quienes quieran encontrarla ella se presenta el primer domingo de cada mes en la mencionada feria de la Asociación Mutual Roca, en Atahualpa Yupanqui 578, o al celular 154-577304.

 

Comentar
- Publicidad -