Ladrones arrastraron por el piso a una mujer para robarle la cartera y el celular

Seccional Segunda

Una empleada municipal fue víctima de la delincuencia en la madrugada de ayer. Se dirigía a su trabajo en el Gimnasio Municipal Nº1 y a dos cuadras, fue interceptada por delincuentes que descendieron de un automóvil. La golpearon y la arrastraron por el piso para robarle la cartera con algo de dinero, y su teléfono celular.

Se marcharon dejando a la víctima malherida que solo atinó a caminar hacia su puesto laboral y contarle a sus compañeros de trabajo y alertaron a la Comisaría Segunda.

La inseguridad sigue latente y silenciosa en las calles comodorenses

Si bien hay corredores policiales que patrullan determinados sectores barriales como establecimientos educativos o paradas del transporte público de pasajeros, hay sectores inseguros.

Este nuevo hecho de inseguridad tuvo lugar alrededor de las 5:30 de la madrugada de ayer en proximidades de calles Necochea y Alem.

La víctima -de apellido Soto y de 60 años- caminaba por calle Necochea a solo dos cuadras de su trabajo en el Gimnasio Municipal de Aristóbulo del Valle y Viamonte. De pronto apareció un automóvil con al menos cuatro ocupantes, dos de los cuales descendieron y fueron directamente hacia la mujer que ni tiempo de reaccionar tuvo, ya que primero le pegaron una trompada.

La mujer solo atinó a aferrar fuertemente su cartera que contenía dinero y documentación personal, pero la fuerza de los delincuentes la hizo caer al suelo y la arrastraron por el piso hasta lograr sacarle la cartera, y también su teléfono celular.

Te puede interesar
Marcos Hernández y Claudia Correia; se impusieron en el Duatlón Desafío Free

Una vez logrado su cometido, los delincuentes ascendieron nuevamente al vehículo y desaparecieron por calles lindantes con sus cuatro ocupantes.

La víctima debió caminar esas dos cuadras que la separaban de su trabajo con desesperación y angustia. Una vez en el Gimnasio, debieron asistirla sus compañeros de trabajo y trasladarla a un sanatorio para recibir asistencia médica.

La denuncia la radicaron horas después en la Comisaría Segunda que empezó las diligencias de rigor y le dio intervención a la División de Investigaciones Policiales que procuraba encontrar posibles testigos presenciales.

 

Comentar
- Publicidad -